Reabierta la circulación del puente del Alcanadre, que será reparado en dos semanas

Después de cuatro meses con paso de tráfico alternativo finalmente este viernes quedaba cerrado durante nueve horas el puente, ubicado en Sariñena, para la colocación de un sistema de anclaje, que permitirá que se realicen las obras de reparación del mismo sin interrumpir la circulación. Esa era la mayor preocupación del tejido empresarial y agentes políticos y sociales del territorio, ya que en principio el corte debía prologarse varios días.

Una vez concluída la intervención de este viernes (que ha sido antes de lo previsto), comenzará el arreglo del puente propiamente dicho, con una duración prevista de dos semanas, y al mismo tiempo, el tráfico continuará circulando de forma alternativa por motivos de seguridad. A partir de aquí, la circulación únicamente tendrá que verse interrumpida, durante un breve periodo de tiempo que se avisará con antelación, en la fase final de la reparación, para volver a bajar la viga y apoyarla en el estribo ya reparado. Es reseñable que este puente soporta el tráfico diario de 3.000 vehículos, de los cuáles el 22% es tráfico pesado.

Aunque se ha hecho esperar, la solución adoptada ha logrado el apoyo de la mayoría de los colectivos afectados. Desde el Gobierno de Aragón hay satisfacción por ser la actuación “más económica, rápida y cómoda”.

Los trabajos de reparación, con una inversión de más de 150.000 euros, consistirán en la reconstrucción del estribo de apoyo, la colocación de unas juntas de neopreno, entre estribo y viga, y el arreglo de la propia viga. La previsión indicada desde el director general de Carreteras, Miguel Ángel Arminio, es que sobre el 15 de diciembre finalicen las obras y la circulación vuelva a utilizar ambos carriles.

Comentarios