Desciende el número de mujeres víctimas de malos tratos que acuden a las casas de acogida

Pilar Argente, directora del IAM

En Aragón se han atendido unas 1.200 mujeres por violencia de género en lo que llevamos de año. Cifra similar a los datos correspondientes a 2011, si bien se ha producido un descenso del número de mujeres atendidas en casas de acogida, también en el caso de Huesca. La tendencia, según se desprende del Informe elaborado por el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), es que cada vez se requiere más atención de tipo ambulatorio y no tanto de acogimiento.   El perfil de las personas que hacen uso de las casas de acogida en Aragón se corresponde con mujeres en edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, acompañadas en su mayoría por menores de edad. Una de las novedades en Huesca ha sido la puesta en marcha de un servicio de asesoría psicológica a menores, hijos de mujeres víctimas de malos tratos.  Ese descenso en las casas de acogida se debe, también, a que las órdenes de alejamiento están dando sus frutos, ya que es la mujer que ha sufrido violencia de género quien, en menor medida, debe abandonar su casa. Desde el IAM destacan la importancia de seguir trabajando en coordinación con el resto de instituciones y colectivos para erradicar esta lacra social, sin olvidar incidir en la sensibilización y la prevención.  En cuanto a las denuncias, en Aragón se presentaban un total de 1.626, de las que unas 147 correspondían a la provincia de Huesca.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios