Candanchú se prepara para una apertura parcial inmediata

A la espera de que Candanchú se pueda abrir, los trabajadores de la estación han realizado este martes las pruebas de carga en el telesilla Tobazo I, el único que dispone de electricidad. Pretenden así tenerlo todo listo para una posible apertura parcial, que si hay nieve, supondría poner en marcha unos 12 kilómetros esquiables.

Los trabajos que se han hecho desde primera hora de la mañana han contado con la supervisión de un técnico de la DGA y han consistido en pruebas de seguridad, un simulacro de carga con agua, comprobar la luz las paradas de emergencia y un largo etcétera, tal y como ha explicado uno de los trabajadores de Etuksa, Ramón Fanlo.

De las seis sillas que hay en la estación, solo la del Tobazo I tiene luz. Por lo que de momento si la estación se pudiera abrir será de forma parcial, ya que para abrir toda la estación habría que hacer todas las pruebas de seguridad, lo que llevaría a los trabajadores unas dos semanas. Por eso, lo que se baraja para poder hacer de forma inmediata es una apertura parcial, lo que sería el Telesilla Tobazo I y los telesquís de Pista Grande, unos 10 ó 12 kilómetros esquiables.

Aunque no hay demasiada nieve ya han caído unos centímetros, pero al no haber electricidad no se pueden poner en marcha los cañones de nieve artificial. Sin embargo se espera que las precipitaciones de nieve lleguen esta semana.

Plataforma Salvemos Candanchú

Por otra parte, los trabajadores de Etuksa, que ponían en marcha en los últimos días la plataforma ‘Salvemos Candanchú’, han confirmado que ‘no saben cómo está el acuerdo ni cuándo se abrirá la estación’, pero tienen claro que seguirán ‘defendiendo sus puestos de trabajo, la apertura de la estación y el impulso del Valle del Aragón’.

Comentarios