La falta de motivación, entre las causas de abandono de la formación universitaria

El 73% de los alumnos matriculados en la Universidad de Zaragoza continúa sus estudios frente al 3% que abandona totalmente la formación superior. Del resto, el 23% cambia de grado y sólo el 1% cambia de Universidad. Según el alumnado la movilidad entre grados y los problemas socieconómicos y personales son causas de abandono. Para los profesores es mayoritaria la falta de motivación y perfiles de ingreso no idóneo.   Del total de alumnos que abandonan total o parcialmente sus estudios, el 18% son mujeres, frente al 9% de hombres. Estos son algunos de los datos y conclusiones que se darán a conocer en las jornadas que se celebran en la capital aragonesa, hasta el viernes, sobre el abandono de los estudios en la Universidad de Zaragoza.   Allí se tratarán las variables académicas del abandono universitario explicadas por la Red Española de Docencia Universitaria, los perfiles de abandono y las pautas de intervención a seguir en este caso. También se analizará el uso del Observatorio del Estudiante como herramienta de ayuda y se pondrán sobre la mesa estrategias que permiten a los estudiantes integrarse con mayor facilidad en el entorno universitario.  En el marco de estas jornadas se presentará un informe, realizado por las profesoras de la Universidad de Zaragoza, Carmen Elboj y Tatiana Iñiguez en el Instituto de Ciencias de la Educación, para analizar las tasas y causas de abandono de estudiantes en la Universidad de Zaragoza. Según este estudio, la rama del conocimiento es la variable que mejor define las causas de abandono.   No obtener plaza en los estudios de preferencia es lo que motiva el abandono en el área de Ciencias de la Salud que, con un porcentaje del 42%, es la más afectada por este problema. En el área de Artes y Humanidades, con una variable del 20%, las causas que prevalecen son las socioeconómicas, personales y familiares, igual que en el área de Ciencias Sociales y Jurídicas, 19%. En Ingeniería y Arquitectura, 12%, la mayoría de los alumnos que abandona aducen motivos académicos; los estudiantes de Ciencias, 7%, apuntan como motivo el no haber obtenido plaza en los estudios de preferencia.   Según este informe, que estudia los datos de alumnos matriculados en estudios de grado en el curso académico 2008-2009, que anulan matrícula en este mismo curso o que no continúan matrícula en el curso 2009-2010, la mayoría de los alumnos, el 94%, abandona sus estudios en primer curso, el 5% en segundo curso y sólo el 1% en tercero.  La mayoría de los estudiantes que abandonan sus estudios, según datos aportados por los propios estudiantes, lo hacen para acceder a otro grado de su preferencia, 31%, o por causas socieconómicas, al no poder compatibilizar trabajo y estudios, 28%. Para el profesorado, las causas de abandono se deben al perfil de ingreso inadecuado, a la falta de base académica y a la falta de motivación.   Según ha podido analizar la Universidad de Zaragoza estas causas de abandono varían por áreas del conocimiento. Así, los alumnos de Artes y Humanidades abandonan en mayor medida en primer curso por falta de base académica, mientras que en Ciencias y en Ciencias de la Salud, el motivo principal de abandono es el acceso a otro grado de preferencia. En Ingeniería y Arquitectura las causas son académicas, personales y socieconómicas, al igual que en Ciencias Sociales y Jurídicas.   PREVENIR EL ABANDONO DE LOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS El estudio de la Universidad de Zaragoza también incluye una batería de propuestas para la prevención del abandono total o parcial de los estudios universitarios. En este sentido, el alumnado plantea mejorar la organización de las clases y los planes de estudios para facilitar la conciliación educativa y laboral, continuando con las nuevas metodologías de evaluación continua e introduciendo alternativas de aprendizaje y evaluación para aquellos alumnos que tenga obligaciones laborales y familiares. Así mismo, se propone incidir en la mejor orientación de los estudiantes en etapas previas para adecuar los perfiles de ingreso con las preferencias académicas y vocacionales de los alumnos.   El profesorado consultado coincide en la necesidad de mejorar la información y orientación del estudiante en etapas preuniversitarias y, además, insiste en la oportunidad de continuar con las nuevas metodologías y potenciarlas, así como elaborar nuevos programas dirigidos a aumentar la motivación. En este sentido, se plantea la promoción de iniciativas que liguen la vida académica con la futura práctica profesional para motivar al estudiante y que continúe sus estudios en su grado.    

Comentarios