Más de 1.400 personas han firmado contra el cierre de la biblioteca los sábados

Biblioteca DGA

El 1 de enero del próximo año van a cambiar muchas cosas en las bibliotecas de la Diputación General de Aragón. El descenso de la partida presupuestaria para bibliotecas de gobierno de Aragón, ha llevado a tomar esta decisión. Hace unos días comenzaba una campaña de recogida de firmas y han conseguido más de 1.400.

Audio sin título

Los carteles de la entrada de la biblioteca pública de Huesca ya denuncian la próxima consecuencia de los recortes en la cultura. A partir del 1 de enero, y por recortes en el presupuesto, la biblioteca pública tiene previsto dejar de abrir los sábados por la mañana.

Muchos usuarios se muestran contrarios a ésta medida. Para algunos, y dependiendo de sus horarios de trabajo, el sábado es el único día que pueden acudir. También es el día elegido por universitarios que estudian fuera de Huesca y vuelven el fin de semana a sus casas, o por niños que pasan la mañana sin colegio en la biblioteca.

Desde hace unas semanas a las puertas del centro hay una mesa informativa que también recoge firmas. Hay al menos 1474 en las fichas, y además, algunos estudiantes también están recogiendo firmas en la universidad. Harán llegar estas peticiones a la DGA para conseguir que las bibliotecas públicas de Aragón sigan abiertas en las mañanas de los sábados.

La continuidad de la prensa diaria es otra de las amenazas por los recortes en los presupuestos.

En cuanto a la apertura y cierre, en principio los trabajadores sólo se verían afectados en cambios de horarios, pero no en recortes en plantilla por la disminución de horas. La biblioteca abre habitualmente de 9 a 21 horas de lunes a viernes, y de 9 a 14 horas durante los sábados.

Comentarios