Incertidumbre entre los trabajadores de SARGA ante un posible Expediente de Regulación

La reducción en 2013 de casi 6’4 millones de euros en gastos de personal en los presupuestos de SARGA, tiene sumido en la incertidumbre a los más de 700 trabajadores que conforman la plantilla, de los que unos 200 se encuentran en la provincia de Huesca. Desde el sindicato OSTA no descartan un posible Expediente de Regulación, a expensas de que la empresa pública aragonesa, resultante de la fusión de Sodemasa y Sirasa, explique cómo afectará dicho recorte.  En la actualidad, los empleados de SARGA (Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental) en Huesca desarrollan trabajos de administración, gerencia, parques y reservas naturales, entre otros. No hay que olvidar el operativo de prevención y extinción de incendios durante el verano que emplea a unas 800-900 personas en todo Aragón, de las cuales casi 300 se encuentran en la provincia.   Ésta última una plantilla que, el pasado mes de agosto, sí se conseguía blindar mediante un acuerdo con el ejecutivo autónomo, al menos durante el periodo 2013-2015. Este miércoles se reunían, en Zaragoza, representantes sindicales con la dirección-gerencia de SARGA para conocer las repercusiones que conllevará ese recorte presupuestario. También se ponía encima de la mesa el pacto de garantía sindical, a la espera de que la empresa decida negociar con el comité de prensa.  

Comentarios