Regreso a los entrenamientos del Huesca con la vista puesta en el Hércules

Entrenamiento, SD Huesca, Pirámide

La SD Huesca ha comenzado a preparar el encuentro ante el Hércules en el que la presión será para los dos conjuntos que necesitan la victoria. En el caso de los oscenses, hacerse fuerte en el Alcoraz es primordial para no verse en más apuros en la clasificación puesto que si los alicantinos, que son colistas, se llevaran los puntos del Alcoraz darían caza al Huesca. Semana de mentalización para otro partido vital, como ya reconocía Calderón tras perder en Ponferrada.

No hay novedades y Vázquez sigue recuperándose de la lesión en un hombro, Clavero también está lesionado, y esta semana el tema de sanciones afecta a David López que fue expulsado ante la Poferradina. Volverá Carlos Lázaro y el resto, en principio, han comenzado la semana de trabajo sin problemas.

Garcés analizaba la situación tras el entrenamiento e indicaba que el equipo no está nervioso y que las últimas temporadas se ha estado en una situación parecida y que hay que convivir con ello, sobre todo como mensaje a los nuevos jugadores.

El defensa, que no ha tenido oportunidad de debutar este año en liga, está trabajando con la misma ilusión y hacia referencia a las expulsiones que están dejando en inferioridad en muchas ocasiones al equipo. Garcés reconocía que son lances del juego y que hay que intentar evitarlo.

El equipo es consciente que se necesita dar un paso al frente en estas jornadas para eliminar las dudas que se están planteando. El juego no es el esperado y el Huesca se ha convertido en un equipo muy vulnerable y ha dejado escapar muchos puntos, tras el esperanzador comienzo.

La vuelta de Quique Hernández y Moisés García León, será otro de los alicientes del partido que se jugará el domingo a las 17 horas en el Alcoraz.

Comentarios