Aragón pide que no se reintroduzcan más osos, pero Cataluña sí

La UE ha rechazado el proyecto que presentaron de forma conjunta Aragón, Navarra, Cataluña, Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León para recibir fondos del Life en la conservación de una especie de peligro de extinción como es el oso. Por su parte, la DGA ha desestimado volver a acudir a un nuevo proyecto, debido a la oposición de los ganaderos de las zonas de montaña aragoneses a participar en un plan que, en su opinión, pone en peligro los rebaños de las zonas pirenaicas por las que campan los plantígrados.

El gobierno aragonés ha mantenido varias reuniones con organizaciones agrarias y ganaderos implicados, proponiendo entrar en un plan de conservación del oso, que contemplaba medidas compensatorias como la contratación de pastores, donación de perros guardianes de rebaños, o reunión de rebaños en cercados protegidos, entre otras. Hace unas fechas ASAJA organizó reuniones en la montaña, y Ángel Samper concluía que no interesaba entrar en este proyecto porque se contemplaba incorporar algún oso nuevo, unos animales que son depredadores y no pueden convivir con el ganado.

El nuevo plan que quería presentar la DGA contemplaba la incorporación de más osos en el Pirineo, un macho en la zona catalana, y dos hembras entre Aragón-Navarra, con una inversión cofinanciada de más de 3 millones de euros. La negativa de Aragón a seguir adelante con un nuevo plan, ha echado para atrás también a Navarra, pero no a Cataluña, que ha presentado un nuevo plan del que por el momento no se conocen muchos detalles, hasta saber si se aprueba o no, y que finalmente, tal vez afecte a Aragón dependiendo de dónde se soltaran los nuevos ejemplares de oso.

Comentarios