Según la DGA, el comedor escolar de Monegros podría haberse mantenido

La directora general de Familia, Ana de Salas, comparecía este jueves en las Cortes de Aragón para explicar la paralización del servicio de comedor escolar en ocho localidades monegrinas. De Salas defendía que “no se han eliminado o retirado las ayudas” sino que “ha cambiado la forma de colaboración: de un convenio que era proyecto piloto se ha pasado a una convocatoria de subvenciones”. La oposición criticaba que la rebaja de la aportación no permite darle continuidad.

De Salas recordaba que en 2008 se inició una experiencia piloto con tres comarcas, entre ellas Los Monegros, para poner en marcha comedores escolares, y que debido a su buena aceptación se firmaron adendas para su ampliación hasta 2011. A partir de allí, se modificó el tipo de ayudas y se abrió una convocatoria pública de libre concurrencia ‘en igualdad de condiciones para todo el territorio aragonés’ con una línea de subvenciones para distintos proyectos vinculados a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en el medio rural.

La directora general señalaba que “sólo se denegó una ayuda por no subsanar los requisitos expresados en la convocatoria”. De hecho, remarcaba que las otras dos comarcas “siguen con este servicio, adaptado a estas subvenciones”.

Desde el grupo parlamentario de Izquierda Unida, solicitante de la comparecencia, Patricia Luquin aseguraba que, “el proyecto piloto tenía 250.000 euros para tres comarcas, y la subvención de 2012 contempla 260.000 euros para el total de todos los proyectos”.

Por su parte, Carmen María Susín, del Partido Popular, remarcaba que “no se ha eliminado la ayuda que existía, sino que se ha cambiado, conforme a la legislación, la forma de concurrir a las mismas”.

Lorena Canales, del PSOE, afirmaba que este gobierno “se ha cargado el programa de comedores escolares. Era un proyecto piloto con adendas porque funcionaba perfectamente. Los números son claros y con las cantidades de las subvenciones de este año no se puede ofrecer ese servicio”.

Mientras, desde el PAR, Manuel Blasco destacaba que “la realidad es que no ha existido una retirada de las subvenciones, sino un desistimiento por parte de la comarca. Si Los Monegros no ha considerado que sea un objetivo prioritario mantener este proyecto, es su decisión. Quizá podrían haber destinado más recursos a programas como este, porque las otras dos comarcas del proyecto piloto han seguido”.

Para Nieves Ibeas, de Chunta Aragonesista, “es un retroceso en las políticas sociales”. “Si se tiene que pasar de un programa piloto a una convocatoria abierta a todas las comarcas, no tiene sentido que se mantenga la misma cantidad económica, porque en todo caso debería aumentar”.

Comentarios