El Peñas confirma su mejoría con una gran victoria en Pamplona

Segundo triunfo consecutivo de los de Quim Costa que ya suman tres victorias en los últimos cuatro encuentros, confirmado la reacción del equipo tras el mal comienzo de liga. Un gran primer tiempo le permitió llevarse el partido por 59-68 en la pista del Planasa Navarra. El Lobe Huesca ha encontrado un equilibrio en su juego que le ha hecho mucho más fuerte en la pista y de nuevo el buen trabajo defensivo fue determinante para llevarse la victoria.

El partido estuvo igualado en su primer cuarto con un Samuels que salió lanzado y anotó 8 puntos. También buena labor de Nasarre, que tuvo que suplir la baja de Orfila, con lo que se llegó al final con 16-20. Pero la clave estuvo en el segundo en el que el Peñas hizo un parcial de 9-19 para llegarse al descanso con un 25-39 que abría las puertas de la victoria al Lobe Huesca.

El comienzo del tercer cuarto también fue importante con un Peñas sólido y que no permitía a su rival que pudiera meterse en el partido y a pesar de ganar este cuarto el conjunto de Jareño, seguían mandando los oscenses en el electrónico por 45-56.

Esa ventaja era importante para afrontar una recta final de partido en la que de nuevo los de Quim Costa estuvieron bien en defensa y además aparecieron jugadores como Cebular que con sus puntos, permitió mantener la ventaja y terminar ganando por 59-68.

Buen partido de Samuels con 11 rebotes, Abouo fue el máximo anotador con 18 puntos y estuvo brillante en defensa y Cebular y Adrián Fuentes anotaron 12 puntos cada uno. En definitiva todo el grupo aportó y es que una de las claves de la mejoría del Peñas es el juego de conjunto.

Alegría en el equipo que afrontaba la visita a Pamplona después de una semana movida por el incidente que provocó la lesión de Orfila y del que la plantilla supo atraerse para centrarse solamente en el partido. Ahora el viernes que viene de nuevo en casa ante Palencia, otro de los ‘cocos’ de la liga LEB-oro que viene de caer contundentemente en su pista ante Burgos.

Comentarios