Talleres de formación y orientación para extranjeros en Sariñena

El Centro Comarcal de Servicios Sociales colabora en la organización de los talleres de ciudadanía intercultural activa que tendrán lugar los días 10, 11, 12 y 13 de diciembre en el recinto ferial de Sariñena. Están organizados por la Fundación San Ezequiel y subvencionados por el Fondo Social Europeo y el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón. Además de Los Monegros, otras seis comarcas aragonesas acogerán esta iniciativa durante las próximas semanas.

El horario de las sesiones de de 9 a 14 horas y el máximo de participantes es 18 personas. Estos talleres formativos son gratuitos y están dirigidos a extranjeros que tengan en la actualidad una de las siguientes tarjetas: renovación de autorización temporal de residencia no lucrativa, renovación de autorización de residencia temporal por reagrupación familiar, por trabajo por cuenta ajena o por trabajo por cuenta propia.

Según explicaba el consejero comarcal de Servicios Sociales, Álvaro Amador, “el objetivo es favorecer la superación de situaciones de desventaja en la que se encuentran algunas personas de origen extranjero al desconocer aspectos básicos del funcionamiento de la sociedad de acogida, a pesar de llevar un tiempo residiendo en España. Además se pretende fomentar la autonomía de estas personas de origen extranjero para desenvolverse en la sociedad de acogida”.

El contenido de esta acción formativa comprende la orientación laboral, situación de la provincia, Constitución española y Unión Europea, igualdad de género, medio ambiente, fuerzas y cuerpos de seguridad, consumo, participación ciudadana, cultura laboral y nociones básicas de prevención de riesgos y derechos de los menores.

Mediante estos talleres “se adquiere una serie de conocimientos que sirven de apoyo a los informes sociales, pero no quiere decir que haciéndolos se vaya a renovar su autorización”, añade Christine Alonso, responsable de los talleres de ciudadanía intercultural activa de la Fundación San Ezequiel.

Comentarios