Máxima preocupación en la SD Huesca

La mala situación del equipo, que ha vuelto a caer en puestos de descenso, y que no se ve ningún atisbo de reacción, ha encendido todas las luces de alarma en la SD Huesca puesto que las jornadas van pasando y los resultados positivos no llegan. Los aficionados están mostrando su malestar y todos los tiros apuntan al banquillo. Comienza una semana dura y complicada y en la que se pueden tomar decisiones, aunque de momento no ha trascendido nada parece que el club no está de brazos cruzados como puede dar la sensación desde fuera.

El equipo no descansará finalmente, así que este lunes será un día importante de análisis tras la vuelta de Las Palmas donde el Huesca sufrió una de una de las derrotas más duras. Incluso el club en su página web deja clara la preocupación señalando que “el Huesca queda más que tocado tras la goleada recibida en el Nuevo Insular”.

Los errores infantiles fueron determinantes otro partido más y mientras algunos rivales reaccionan, el Huesca se hunde poco a poco en la clasificación con un juego que no invita para nada al optimismo.

Antonio Calderón sigue variando cada jornada el equipo (muchas veces obligado por las sanciones) con dibujos diferentes sobre el campo que no encuentran respuesta en el juego y por supuesto en los resultados.

Una victoria en 12 jornadas y cinco empates son un pobre bagaje tras lo que había sido el esperanzador comienzo. Dos partidos claves con el Córdoba el sábado que viene en el Alcoraz y el siguiente en Gijón, pueden marcar y mucho la marcha y ver si el equipo es capaz de salir de esta delicada situación.

Otro tema será, como ha sucedido en cada temporada, la llegada de refuerzos para cubrir las carencias que se han detectado en la plantilla con el paso de la competición.

Comentarios