Panticosa Resort será sede de la “Ruta motorista de los Penitentes”

El Balneario de Panticosa albergará la octava edición de la prueba motera“Ruta de los Penitentes”, que se celebrará el próximo 4 de mayo sobre un recorrido de 800 kilómetros por el pirineo español y francés.

Representantes de Panticosa Resort y del Moto Club Monrepós, organizador de la prueba, llegaban a un acuerdo para que el histórico complejo turístico y termal del Pirineo sea el centro de operaciones de la próxima edición de esta singular actividad, reforzando de este modo la apuesta de los organizadores por mostrar las excelencias turísticas del alto Aragón a los casi 800 participantes llegados desde todos los rincones de España y Europa.

En su anterior edición, celebrada con base en Huesca capital, fuentes del sector hotelero llegaron a calificar el índice de pernoctaciones como un “segundo San Lorenzo” en referencia a que los hoteles de la ciudad se encontraban llenos. Desde el Moto Club Monrepós no descartan Huesca como candidata para próximas ediciones, debido a la gran acogida en la ciudad durante la celebración de la pasada edición.

Panticosa Resort abrirá sus puertas fuera de temporada en exclusiva para los participantes de esta actividad, llegados para enfrentarse en un solo día a un recorrido turístico de 800 kilómetros, 20 puertos de montaña y las ya clásicas “más de 5000 curvas” por las carreteras del Pirineo aragonés y francés.

En la prueba participarán 600 motocicletas, lo que supone entre 750 y 800 personas teniendo en cuenta a los pasajeros, que tomarán la salida junto al Ibón de Baños y regresarán entrada la noche, después de entre 14 y 16 horas sobre la moto. La organización mantiene en secreto el recorrido hasta la salida de la prueba por cuestiones de seguridad, pues la demanda de plazas para la “Ruta de los Penitentes” supera en mucho las disponibles, pues en algunas ediciones casi 3000 motocicletas se han quedado sin plaza, tras agotarse las vacantes tan sólo 3 minutos después de abrirse el periodo de inscripciones de la prueba. La ruta, que no tiene carácter competitivo, discurre también por carreteras pirenaicas francesas y en ediciones anteriores ha transitado por puertos de montaña como Cotefablo, Oroel, Serrablo, Tourmalet, Aubisque, Menté, Port d’Aspet, Azet e incluso el Cañón de Añisclo.

Comentarios