El BM Huesca, sin descanso, rumbo a Vigo

Una jornada queda para acabar el año en la ASOBAL en la que el BM Huesca tiene un largo desplazamiento hasta tierras gallegas para enfrentarse al Pilotes Posada. Ante Palma del Río, en el último partido del año en casa, solamente se pudo conseguir un empate, que tal como está la situación se puede dar por bueno. El equipo está acusando el gran esfuerzo que está realizando en esta fase de la temporada debido a las bajas y ante los cordobeses se notó y además los de Nolasco no estuvieron finos por lo que como mal menor se consiguió un punto.

La clasificación sigue estando apretada en la zona media y los oscenses están en el puesto 11 con 11 puntos, empatados con Aranda, Sagunto, Granollers y Octavio, rival este sábado a las 19.30 horas en el Pabellón As Travesas de Vigo. La expedición parte en la próxima madrugada, sin descanso.

Ante el Palma del Río se acusó de nuevo el cansancio y al final se empató 28-28 con un final en el que los dos equipos tuvieron sus opciones. Para los oscenses por lo menos se sumaba otro punto y para los visitantes era su estreno lejos de su pabellón donde no habían conseguido sumar ningún punto en lo que llevamos de liga.

Reapareció como buena noticia Rochel después de varias jornadas lesionado y fue uno de los destacados. En general el equipo no estuvo brillante y falto de ideas, producto de la situación que está viviendo con acumulación de partidos y una plantilla tan justa.

Se cierra el sábado la primera vuelta donde tras el brillante gran comienzo llegó la fase de medirse a los primeros clasificados a los que se les plantó cara, pero no se consiguió sumar puntos. A partir de ahí llegaron las lesiones y los problemas que han dejado al BM Huesca con una plantilla muy corta para medirse a rivales ahora del mismo nivel por lo que todos los puntos que puedan caer son bien recibidos, en espera de la segunda vuelta y de poder contar de nuevo con todo el equipo.

Comentarios