La temporada de trufa comienza con una buena cosecha

Trufa Graus

La trufa es un producto que sorprende porque se cultiva bajo tierra y hasta el momento de su recolección no sé conoce cómo va a ser la campaña. Esta temporada hay buenas noticias y los truficultores altoaragoneses han conseguido un buen producto tanto por su calidad como por la cantidad. Ello, unido al objetivo de acercar la tuber melanosporum al público ha hecho que saliese, en el caso de la venta al detalle, por 650 euros el kilo.  Desde la Asociación de Recolectores y Cultivadores de trufa de Aragón se lanzaba este precio aunque el de los lotes aumenta alcanzando los 750 y los 850 euros.  Miguel Gracia, vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca, explicaba que, desde este organismo se seguirá colaborando con el truficultor. Resaltaba las más de 50 ayudas dadas que suman 300.000 euros. Destacaba de la truficultura el importante complemento que es en el mundo de la agricultura. También ponía de relieve la importancia del Centro de Investigación y Experimentación en truficultura situado en Graus, un lugar “muy necesario”, explicaba, en el que los truficultores pueden encontrar mucha ayuda.  Por su parte, el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens insistía en la importancia de la trufa en la zona y en la necesidad de potenciarlo. Por ello, afirmaba, se renovaba el contrato entre el consistorio y la DPH, para la continuación del Centro de Investigación y Experimentación en truficultura. Así arrancaba una nueva edición, la quinta, del Mercado de la Trufa fresca de graus que se prolongará hasta el próximo 16 de marzo y que permitirá adquirir tuber melanosporum durante todos los sábados salvo el 5 de enero.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Comentarios