Los monitores de Cerler prometen no estarse quietos

Asamblea monitores Cerler

Villanova acogía una reunión convocada por un grupo de monitores de diferentes escuelas que trabajan en Aramón Cerler. A la cita no solo acudían ellos, también se acercaban personas relacionadas con el negocio de la nieve como maquinistas y pisters. La asamblea decidía convocar una nueva reunión para el próximo miércoles a la misma hora y en el mismo lugar, en Villanova, a las 19.00. Más de una veintena de personas se deban cita en esta primera asamblea que servía para poner sobre la mesa el descontento de monitores y vecinos en general con la empresa Aramón. Como tema principal, pero no como único, el pago, por parte de los monitores de más de 300 euros de abono para poder acceder a su lugar de trabajo y la queja de que solo los profesionales empadronados en el término municipal de Benasque, no en el valle, cuenten con un descuento mayor.   En la asamblea se ponía de manifiesto la preocupación por la gestión de Aramón de esta estación y el malestar de los monitores que dicen sentirse más como clientes que como profesionales que ofrecen un servicio en pistas.  La intención es hacerse escuchar y conseguir que desde Aramón se les tenga más en cuenta. Destacaban, por ejemplo, que hasta el día de antes de que abriese la estación, no se sabía qué porcentaje del pase tendría que abonar el monitor.

Audio sin título
Comentarios