El Banco de Alimentos estudia cómo llegar a las “familias vergonzantes”

Una de las preocupaciones del Banco de Alimentos de Huesca es cómo hacer llegar los alimentos a las denominadas “familias vergonzantes”, cuya situación económica ha cambiado de la noche a la mañana, quedándose sin recursos. Una situación complicada de aceptar que les impide acercarse a cualquier entidad social para solicitar incluso alimentos. Se ha detectado, además, que niños y adolescentes acuden en ayunas a sus centros educativos.   Algo que preocupa especialmente. El presidente del Banco de Alimentos, José María Solanes, adelantaba que se está estudiando poner en marcha una campaña de alimentación dirigida a los escolares. Temen que la comida que hacen en el comedor sea, para algunos, la única que realizan al día.  Este lunes el Banco de Alimentos de Huesca se reunía para analizar la situación y estudiar de qué manera puede prestar servicio y atender las necesidades básicas de estas familias y de sus hijos. Por su parte el Ayuntamiento de Huesca y otras entidades de la ciudad están recopilando datos con objeto de saber con exactitud el número de familias que necesitan ayuda y cómo llegar a ellas.  Por otra parte, el Banco de Alimentos de Huesca, a través de diferentes entidades y asociaciones, ha logrado recoger desde el pasado 30 de noviembre unos 20.000 kilos de alimentos, superando con creces las expectativas de la organización.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios