Imposible saber cuándo entrará en uso Montearagón. Completada la primera fase de llenado

El embalse de Montearagón, y su futura e incierta puesta en marcha, continúa dando muy tímidos pasos. El pasado 24 de noviembre alcanzó la primera fase de llenado, lo que significa que alcanzó la cota 544 con 7,8 hm3, de los 52 hm3 con que cuenta. Según el programa de puesta en carga, es obligatorio cada vez que se alcanza una de las fases, parar en esa cota durante dos meses, para hacer las comprobaciones técnicas necesarias. Esto quiere decir que, hasta el 24 de enero, aproximadamente, el embalse estará con agua a esa cota y en esa cantidad. Según responsables de la Confederación Hidrográfica del Ebro, las puestas en carga dependen de los caudales de entrada, y eso nunca se puede prever, ya que están sometidos a posibles sequías, avenidas u otros fenómenos. En este primer llenado, la sequía ha afectado notablemente y ha hecho que haya durado mucho tiempo.

El plan de puesta en carga de la presa de Montearagón lleva ya dos años y medio. El plan de llenado consta de tres fases, tras las cuales estará completamente operativo. Desde hace más de un año y medio se está a la espera de que se alcance el nivel establecido para esa primera fase de llenado.

La primera fase del plan de puesta en carga marca la cota 544 sobre el nivel del mar (en abril de 2011 se alcanzaba la 542). Allí se tendrá que mantener el agua durante un periodo que va de 30 a 60 días. Entonces se desembalsará y se tendrá que volver a llenar hasta la cota 565, manteniendo de nuevo el nivel durante varias semanas. Se procederá a un nuevo desembalse y se llenará hasta la cota máxima, situada a 579 metros. Tras un nuevo periodo de mantenimiento se desembalsará hasta la cota 565. Allí se darán por concluidas las pruebas y el embalse pasará a la situación de explotación ordinaria.

A la vista del tiempo que se ha tardado en conseguir que el agua embalsada llegase a la primera cota marcada, es imposible predecir cuándo entrará en uso el embalse, ni cuántos años quedan todavía para ello.

Si bien todavía no se ha alcanzado la catalogación oficial de embalse en uso, se está utilizando para mantener el caudal ecológico del río Flumen y porque en su día se estimó oportuno atender los abastecimientos aguas abajo (de apoyo a los regadíos tradicionales).

Comentarios