Con el cambio de gobierno la peatonalización de Huesca echó a andar

Uno de los objetivos del Partido Popular cuando llegó al Ayuntamiento de Huesca fue el de iniciar el proceso para peatonalizar el centro de la ciudad. Para ello, contrató a la empresa Doymo, encargada de elaborar el Plan de Movilidad. Un documento que se presentó en el mes de junio y que contempla medidas a corto, medio y largo plazo. A corto plazo, lo que queda de legislatura, la peatonalización de las arterias principales, completar una red de carril bici, la mejora en el servicio de transporte urbano y nuevos aparcamientos son las líneas fundamentales.

La peatonalización debe ir acompañada de una reurbanización. Las actuaciones urbanísticas empezaban este año en la plaza San Bernardo, Universidad y calle

Sancho Abarca. La idea era que en San Lorenzo, Coso Alto, Coso Bajo y Porches de Galicia se pudiera actuar el próximo, sin embargo, la falta de presupuesto ha hecho que este proyecto quede en el aire y no se sepa si se podrán reurbanizar.

Otras actuaciones que establece este plan, a corto plazo, son el completar un anillo ciclista y duplicar la oferta de transporte público. Para ello, el Ayuntamiento de Huesca ha diseñado un nuevo pliego de condiciones para el servicio de transporte urbano. En marzo se prevé adjudicar el servicio para que la puesta en marcha sea el 1 de septiembre.

A la vez, el plan incluye actuaciones complementarias en materia de aparcamiento reorganizando la zona azul. Por ejemplo, la calle del Parque, Capuchinas o Joaquín Costa pasarían a ser zona azul. En principio, las plazas de aparcamiento que se eliminan se compensan con el parking de la plaza San Antonio. Además, comprende señalizar zonas perimetrales gratuitas como el solar de la cárcel, la zona deportiva San Jorge o el recinto ferial.

Este proyecto pretende que Huesca multiplique por seis sus zonas peatonales. El documento establece cuáles serán las zonas peatonales y de qué tipo (estancial, peatonal o de prioridad peatonal).

Los objetivos generales del plan son hacer un modelo de ciudad más saludable, mejorar la seguridad vial y dinamizar económicamente el centro. Se trata de un proyecto a largo plazo con el que las últimas medidas se pueden tomar a partir de 2020.

Comentarios