Satisfacción en el Alto Aragón con las ventas de lotería

La Administración de Loterías La Alegría de Monzón ha aumentado la venta de lotería con respecto al año anterior. Esa es la impresión que tiene la titular del establecimiento, Pilar Civiac, a falta de saber cómo queda el tema tras realizar las devoluciones. Si bien esta tendencia ha sido bastante generalizada en el Alto Aragón, no han corrido la misma suerte el resto de administraciones españolas, donde sí se ha experimentado un notable descenso.

Audio sin título
Audio sin título

A juicio de Civiac, la buena racha cosechada en el último año en la provincia, así como en la administración que ella regenta, que ha repartido importantes premios en este 2012, ha contribuido a manejar estas previsiones tan positivas.

Según explicaba la titular de la Administración La Alegría, en el caso de Monzón, se suma además el hecho de que la misma vidente que el año pasado predijo que el gordo iba a caer en Grañen, haya anunciado que este año tocará en la capital mediocinqueña.

En cuanto a los criterios utilizados a la hora de escoger un número de lotería, cada vez más se deja al azar. La mayoría de la gente juega décimos que pertenecen a sus asociaciones, centros de trabajo o colectivos, y por tanto, al número aleatorio que dan desde la administración. También hay un pequeño porcentaje de personas que acuden a ventanilla solicitando un determinado número.

Sin embargo, hay cosas que no cambian nunca: el 7 y el 5 siguen siendo las terminaciones más solicitadas, y en cuanto a las combinaciones, el 13, el 69, o este año, el 12, por coincidir con todas las fechas destacadas de este año. Cada vez más, las personas quieren tener la fecha de su aniversario o el nacimiento de sus hijos en un décimo. Por ello, explicaba Civiac, "han volado todos los números acabados en 12".

Comentarios