El ‘efecto Grañén’ multiplica las ventas de lotería e ilusión en Los Monegros

A tan solo unas horas de que se cumpla el primer aniversario de la llegada del Gordo de Navidad a Los Monegros con el 58.268, se vive con especial intensidad entre sus vecinos, confiados e ilusionados en la posibilidad de que la suerte aparezca de nuevo. Un año después, el “efecto Grañén” desde su administración, ha provocado que sus propietarios, María Pilar Azagra y Fortunato Oriol, hayan triplicado las ventas.

Desde países como Italia en el extranjero y desde toda España se han acercado o llamado por teléfono hasta Grañén para hacerse con un número de la administración encargada de repartir en 2011 más de 700 millones de euros. También han puesto en marcha incluso una página web que hace un guiño a “la fortuna de Fortunato”. Las sensaciones un año después están a flor de piel y María Pilar se muestra ilusionada de que pueda volver a caer.

En Los Monegros, tanto la administración de lotería de Sariñena como la de Lalueza, han notado un incremento considerable de las ventas. Señalan sus responsables, Carmen Hervás y Luci Peralta respectivamente, que multitud de asociaciones se han lanzado a vender participaciones por toda la comarca y ha funcionado a la perfección. Cabe recordar que hace casi veinte años, en 1993, la capital monegrina ya se vio agraciada con un Tercer Premio, lo que se tradujo en 7.200 millones de pesetas.

En Sodeto, donde las Amas de Casa repartieron 120 millones de euros, también se vive este primer aniversario con especial emoción. El colectivo ha repartido el triple de lotería con respecto al año pasado y no han tenido que salir a venderlo; han apostado por otro número, esta vez terminado en 9. De forma espontánea ha surgido la organización de un almuerzo en el bar del pueblo para que todos los vecinos sigan juntos la celebración del sorteo.

Comentarios