Graus despide un año de trámite y espera un 2013 con proyectos

El año que se va, en el que el Partido Popular cumplía sus primeros doce meses al frente del ayuntamiento, ha sido un año sin grandes titulares, de trámite, y de sembrar para recoger, porque, se espera que sea en 2013 cuando echen a andar ciertos proyectos, en los que en 2012, se ha trabajado. Aunque, el año que se despide también ha hecho evidente, en algunos servicios, los recortes sufridos en algunas subvenciones los cuales han obligado al aumento de tasas o a la desaparición del servicio como fue el caso del Centro de Profesores y Recursos.

Los doce meses que quedan atrás nos dejaban los datos de la auditoria de eficiencia energética. Una vez se lleven a cabo las mejoras precisas, con una inversión de alrededor de 375.000 euros será más que notable el ahorro en la factura de la luz municipal. Además, también para ahorrar el ayuntamiento ponía en marcha, a principios de año un plan de racionalización del gasto corriente.

La oficina de turismo cambiaba, en abril, de ubicación, trasladándose desde la plaza de la Compañía (junto a Espacio Pirineos) hasta la plaza Mayor, en los bajos del consistorio, actuación contemplada dentro del Plan de Competitividad Turística de la Ribagorza.

Comenzaba, y finalizaba, la primera fase del canal de aguas bravas, que suponía actuar en unos 300 metros, y pendiente ahora de concluirse con una segunda fase.

Además, se impulsaba, nuevamente, la Mesa del Patrimonio coincidiendo con los quince años, de su configuración, con el objetivo de recuperar el espíritu de esa iniciativa en el sentido de volver a impulsar la conciencia y, las actividades, en torno a la recuperación del patrimonio.

Y los últimos meses del año, dejaban dos noticias destacadas, por un lado, el pacto de gobernabilidad entre PP y PAR, para dar estabilidad al gobierno municipal y, por otro, el fallo a favor de la sociedad municipal IDIGSA por el que no tendrá que devolver a la Agencia Tributaria 370.000 euros en concepto de IVA.

Comentarios