El comercio, un sector tocado y casi hundido por la crisis

El sector del comercio en Huesca cierra uno de sus peores años. La crisis, que ya viene dejándoe sentir hace varias temporadas, ha hecho que muchos comercios hayan tocado fondo en este 2012. Altos alquileres, falta de financiación por parte de los bancos, aperturas de nuevas y grandes superficies regentadas por ciudadanos chinos y una clientela que, con el paro y los recortes económicos, se resiste a comprar han hecho que numerosos comerciantes se estén replanteando su futuro. La puntilla llegaba con la decisión del gobierno de eliminar la paga extra a los funcionarios. En una ciudad con un alto número de funcionarios, se ha comprobado cómo la campaña navideña se ha visto seriamente afectada.

Desde la Asociación de Empresarios de Comercio de Huesca se ha seguido trabajando durante todo el año, con la vista puesta en sus asociados, intentando no perder acciones que ya eran tradicionales, como la campaña de verano y de Navidad, las dos ferias de Stocks, las ofertas de Visa Huesca o habituales sorteos de regalos. Además, en el mes de mayo se celebraron varios talleres dentro de la denominada "Semana del Comercio", que la crisis también ha ido acortando y simplificando con el paso de los años.

La Asociación ha continuado defendiendo la peatonalización del centro de Huesca. Se cierra otro año sin grandes avances, más allá del paso que llevan las obras de construcción del aparcamiento subterráneo de la plaza San Antonio. Sin embargo, poco más se ha hecho. La sopresa llegaba a final de año, cuando se comprobaba que el borrador de presupuestos del ayuntamiento de Huesca no contempla ni un euro para las necesarias obras de urbanización, que se derivarían de la peatonalización. Los comerciantes, en ese momento, aseguraron que no se peatonaliza sólo con maceteros. Este colectivo, se ha encontrado, además, con otra realidad, que es que los comerciantes del extrarradio de la ciudad se quejan del poco caso que se les hace desde la asociación y el ayuntamiento.

Por otro lado, van apareciendo otros empresarios de comercio, cuyos locales están en el Coso, y que no están de acuerdo con la peatonalización, ya que dudan que vaya a ser beneficiosa para sus negocios. Una cuestión que desde la Asociación deberán seguir hablando y explicando.

Comentarios