Habrá un presupuesto "alternativo y social" al que se aprobará este viernes en Huesca

Chunta Aragonesista e Izquierda Unida votarán en contra de los presupuestos que ha presentado el equipo de gobierno y que se someterán a pleno este viernes. Consideran que “no afrontan las necesidades urgentes” de los oscenses y por eso harán una propuesta alternativa “de emergencia y de fuerte carácter social”, consensuadas en la Mesa de Trabajo y Convergencia Ciudadana.

Audio sin título
Audio sin título

Ambas formaciones no han presentado enmiendas a las cuentas presentadas por el Partido Popular porque, afirman, con “pequeños parches” nada se podría hacer ante unos presupuestos que a su juicio “no hay quien los agarre” porque “tienen un fondo político e ideológico que está en las antípodas” de lo que ahora mismo necesita la ciudad de Huesca.

En su propuesta, elaborada con los integrantes de la Mesa de Trabajo y Convergencia Ciudadana, centran en tres aspectos el apartado de ingresos:

. De los ingresos provenientes del Estado, el 33% deben ser gestionados por los ayuntamientos

. Modificación de la Ley de Haciendas Locales para poder aplicar criterios de progresividad a nivel local.

. Creación de impuestos y tasas de carácter ecológico.

En cuanto a gastos para el próximo año, desde esta plataforma piden primar 10 puntos:

. Garantizar las necesidades básicas de los más necesitados, llegando a alimentación, luz, agua…

. Los intereses de los que están en proceso de desahucio, para lo que, aseguran, el Ayuntamiento de Huesca tiene muchas herramientas que puede utilizar frente a los bancos.

. Los intereses de los que llevan tiempo en paro y buscando un trabajo sin conseguirlo.

. Los intereses de las personas que viven en infraviviendas, continuando con la erradicación del chabolismo, rehabilitando edificios (que a su vez genera empleo), bolsa pública de alquiler…

. Primar los intereses de los sectores más vulnerables, como dependientes, infancia y juventud…

. Potenciar servicios sociales “para la población en general”

. Potenciar la movilidad y accesibilidad, no “para tapar las vergüenzas de lo que no hace” sino como una necesidad de la ciudad para que se “más habitable y más racional”.

. Potenciar la economía social y productiva, por ejemplo, con partidas específicas para las empresas de inserción, utilizar Grhusa como empresa pública pero también de inserción social, insistir en el mercado agroecológico, recuperación de las huertas, potenciación del comercio local y la agroindustria.

. Potenciar la cultura y el deporte con una gestión directa desde el consistorio, no a través de subcontratas.

. Potenciar mecanismos de participación ciudadana, porque no se debe quedar “tranquilo quien gobierna” con una partida de presupuestos participativos sino a través de otras herramientas que ofrezcan a la ciudadania la oportunidad de opinar sobre los asuntos más importantes.

Comentarios