La Cámara de Comercio de Huesca sujeta a la Ley de Cámaras que se aprobará en 2013

La Cámara de Comercio e Industria de Huesca afronta el nuevo año con optimismo, aunque sin alejarse de la línea de austeridad que ha seguido hasta el momento. Será en el primer trimestre de 2013 cuando se apruebe la nueva Ley de Cámaras, en la que se conocerá el modelo de financiación que se va a seguir, y del que depende el presupuesto del organismo provincial, todavía sin elaborar.   Un asunto que preocupa al presidente de la institución oscense, Manuel Rodríguez Chesa, a pesar de que ya se sabe que los servicios que se venían prestando desde esta institución están garantizados.  El nuevo texto normativo recoge, entre los principales ámbitos de actuación de las Cámaras, la internacionalización, el apoyo al emprendedor, la mejora de la competitividad de la PYME, y el servicio de mediación y arbitraje en la resolución de conflictos empresariales. Competencia, ésta última, que se concretará mediante un convenio con el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.  La Ley de Cámaras permitirá que éstas sigan siendo corporaciones de derecho público, y asumirán funciones público-administrativas de manera relevante. Instituciones que, como la de Huesca, son necesarias de cara a reforzar la actividad socioeconómica del territorio, especialmente mediante las exportaciones. Un aspecto fundamental al que la Cámara quiere dar un impulso importante.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios