Aprobado en Huesca el presupuesto para 2013 que asciende a poco más de 47 millones de euros

Protestas Pleno Ayuntamiento

Este viernes se daba luz verde al presupuesto para 2013 en el Ayuntamiento de Huesca, cuya cantidad apenas supera los 47 millones de euros. Las cuentas salían adelante con los votos a favor del PP y el PAR, que las calificaban de realistas y las únicas posibles dados los recursos de los que se dispone. Para el capítulo de inversión se dispondrá de poco más de seis millones de euros que se destinarán, entre otros, a la finalización del aparcamiento de la plaza San Antonio.   Una cifra ligeramente inferior a las cuentas iniciales de 2012, condicionada por el pago de sentencias. Un presupuesto en el que se ha dado prioridad a las políticas sociales y de desarrollo, que CHA, IU y PSOE consideran insuficientes en estos momentos de serias dificultades.   Desde el equipo de gobierno destacan, además, la puesta en marcha en 2013 del servicio público de transporte urbano, con el que se dará continuidad al Plan de Movilidad. Y no descartan, si el presupuesto lo permite, llevar a cabo obras de urbanización dentro del proceso de peatonalización.   Los partidos de la oposición: CHA, IU y PSOE votaban en contra de unos presupuestos que consideran no se ajustan a las necesidades de los oscenses. Echan en falta más dinero en lo que concierne a políticas sociales, y defienden una partida específica para el fomento y la creación de empleo en la ciudad. Un pleno al que asistía como público un grupo de ciudadanos, quienes tras la aprobación de los presupuestos desplegaban una pancarta ante los concejales en la que se podía leer "SOS. Las personas primero". Acto de protesta que se repetía a primera hora de la mañana ante las puertas del consistorio oscense.   DETALLES DE LOS PRESUPUESTOS  En el apartado de inversiones destaca más de 1,3 millones de euros procedentes del programa URBAN y 600.000 de los fondos FEDER, que se destinarán a infraestructuras de aguas residuales. Por otro lado se destinarán más de 750.000 euros a la construcción del parking de la plaza San Antonio, mientras que no se contempla partida alguna para el convenio de Travesías.   Por otro lado, aumenta el gasto corriente en casi dos millones de euros, debido en parte a la subida del IVA, la financiación del servicio de transporte público urbano, y el incremento del gasto destinado a políticas sociales.   En este punto se incrementa a 280.000 euros la partida para becas de comedor, de manera que se cubrirá el 100% de las mismas; también se amplía a 135.000 euros la de ayudas de urgencia y las destinadas a becas de guardería (100.000 euros); y se mantienen las subvenciones a entidades sociales.   En materia de políticas de empleo, el presupuesto contempla 100.000 euros de inversión en los polígonos. La idea es, además, contar con una parte de los fondos URBAN, para destinarla al eje de desarrollo empresarial en la ciudad.  En el apartado de ingresos, la mayor aportación procede de la participación en los tributos del Estado, cuya cuantía asciende a más de un millón de euros. Aumenta la recaudación a través del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), y la enajenación de varias parcelas de propiedad municipal, cuyo valor es de más de 750.000 euros.  Por otro lado, el Ayuntamiento deberá pagar en el próximo ejercicio 2.600.000 euros por la expropiación de los terrenos del polígono 32 y casi 1.700.000 correspondiente al pago de intereses de demora. A lo que hay que añadir el pago de 200.000 euros a la empresa Hinaco encargada de las obras del Palacio de Congresos. Todo ello ha supuesto un duro golpe a las arcas municipales.

Comentarios