El agua del municipio y la Residencia, prioridades del Ayuntamiento de Sariñena

El consistorio de Sariñena ha trabajado a lo largo del año en afrontar la deuda municipal que supera los seis millones de euros, dentro de los cuáles había más de dos millones con proveedores. Para aplacarlo el Ayuntamiento puso en marcha un plan de ajuste, que aunque está siendo duro, no ha empañado el tirón de eventos destacados como Femoga. Habrá que esperar a las partidas subvencionadas pero la capital monegrina confía en mejorar el abastecimiento de agua, poner en funcionamiento la ampliación de la Residencia o abrir la Casa de las Monjas.

Audio sin título
Audio sin título

El alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, señala que 2012 ha sido un año especialmente duro, ya que para cumplir con los servicios y actividades que requiere una villa con un buen número de población, se han reestructurado diversas cuestiones y se ha echado mano de la imaginación. El primer edil valora la colaboración y apoyo en todo momento de las asociaciones y colectivos de Sariñena.

Ante la deuda contraída por el consistorio, la contabilidad ha sido una gran preocupación a lo largo de la legislatura, pero en 2012 además se ha resentido más si cabe la tramitación de subvenciones, que se han congelado prácticamente, lo que impide que obras iniciadas como la ampliación de la Residencia de la Tercera Edad vean culminación próximamente. En este caso restan casi dos millones de euros de inversión y sigue abierta la posibilidad de que pueda ser cubierta con fondos privados.

Otro ambicioso proyecto que está tratando de sacar adelante la corporación municipal es la mejora del abastecimiento de agua, tanto para Sariñena como para los núcleos pedáneos. Lo primero es la auditoria que se está realizando para localizar las pérdidas de agua y detectar los problemas de la red de abastecimiento. Un segundo paso será mejorar la calidad del agua que llega a las casas.

El Ayuntamiento de la capital monegrina también se enfrenta al reto de crear más suelo industrial, en un núcleo donde el tejido empresarial industrial no es amplio, pero sí cuenta con destacadas empresas que han realizado fuertes inversiones en el territorio. Sariñena cuenta con dos polígonos industriales: el Puyalón, donde a lo largo del año se ha sacado adelante el arrendamiento de 90 hectáreas para jóvenes agricultores, pero además se pretende acondicionar más terreno destinado a PYMES; y también el Saso Verde, donde en 2012 se ha establecido un nuevo proyecto y de cara a futuro se pretende liberalizar otras parcelas.

Comentarios