Aragón rectifica la desaparición de varias consultas médicas rurales

Los pacientes de Junzano, Labata, Panzano han comenzado el año sin médico, pero el Gobierno de Aragón asegura que es un error de coordinación que el consejero ya ha dado la orden de rectificar. Al parecer algún facultativo habrá tomado decisiones que no le competen, aseguran desde el Departamento. Esto ocurre en plena reorganización de la atención primaria, que propone reducir las horas de atención en los consultorios rurales donde haya pocas cartillas sanitarias. En ningún caso, afirman desde el Departamento, “dejará de acudir un médico a ningún pueblo”.

La confusión es lógica ya que en algunos pueblos, como los del municipio de Casbas de Huesca, se encontraban con un cartel informativo en el que reducían de cuatro a uno los días de consulta, y en esa información desaparecía la atención de tres de sus núcleos, Junzano, Labata y Panzano. Este recorte incluso se hacía efectivo este jueves. La posibilidad de la reducción también se teme en otros pueblos como el de Aguas, Coscullano o Barluenga.

Fuentes oficiales aseguran que éstos horarios sólo son una propuesta, que además "no es la que respaldará el Departamento" y que las localidades tienen un mes para presentar alegaciones. La alcaldesa de Casbas de Huesca, María Pilar Víu, recibía este mismo jueves la carta y adelantaba que el próximo martes presentarán sus quejas porque considera imposible que se atienda a siete núcleos con dos horas semanales.

REUNIÓN CON REPRESENTANTES DE LOS MUNICIPIOS

Este jueves el director de atención primaria del sector sanitario de Huesca y el coordinador de Huesca Rural (centro de salud que agrupa decenas de núcleos cercanos a la capital) se reunían con representantes políticos de los pueblos afectados por una posible reestructuración. Álvaro Bescós, diputado provincial y concejal de Casbas de Huesca, asegura que le han garantizado que el médico no dejará de asistir a ningún núcleo y que el coordinador ha reconocido que dos horas semanales son insuficientes para las tarjetas sanitarias del municipio.

La confusión se repite en el municipio de Loporzano. Allí su alcalde, Jesús Escario, no ha recibido notificación oficial pero sí espera la desaparición del consultorio en algunos de sus núcleos como son Aguas, Coscullano o Barluenga. Una desaparición que puede compensarse, dice, con el desplazamiento del médico cuando un paciente lo necesite.

Comentarios