Esteban Navarro fue uno de los 6 finalistas del Premio Nadal

El escritor afincado en Huesca Esteban Navarro, fue uno de los finalistas del premio Nadal, que se falló la pasada noche en Barcelona. Se trataba de la 69 edición del Premio Nadal de Novela, de la editorial Destino, que se entregaba en la tradicional velada, celebrada en el hotel Palace de la ciudad condal. El premio, finalmente, fue para Sergio Vila-Sanjuán, con su novela “Estaba en el aire”. Del total de 229 novelas, que se presentaron procedentes de todo el mundo, quedaron 6 finalistas, y entre ellos se encontraba Esteban Navarro.

De los 6 finalistas del Premio Nadal, cinco presentaron sus novelas con seudónimo, y tan solo Navarro, presentó a “cara descubierta”, con su nombre y apellidos, su libro “La noche de los peones”. El jurado del Premio Nadal 2013 estaba formado por Germán Gullón, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello, Ángela Vallvey y Emili Rosales. Las obras presentadas, dijo el jurado, respondían a una amplia variedad de intereses, que se manifestaban a través de una riqueza de géneros, que iba desde la evocación histórica al conflicto sentimental, de lo policíaco a lo imaginativo, con muestras de innovación en la búsqueda de nuevas formas literarias.

El escritor, de profesión policía nacional, está cosechando un gran éxito con sus novelas de carácter policíaco, que le han llevado a estar en los primeros puestos de venta de ebooks y también de libros impresos.

Esteban Navarro, natural de Moratalla (Murcia) y residente en Huesca, donde trabaja como policía, se ha convertido en uno de los escritores más leídos de lo que se denomina la Generación Kindle, en honor al libro electrónico, que lo ha catapultado a las listas de libros más vendidos. Navarro cuenta con una trilogía de libros de novela policiaca, "El buen padre", "Los fresones rojos" y "Los ojos del escritor", protagonizados todos ellos por el policía Moisés Guzmán, destinado en la Oficina de Denuncias de la Comisaría de Huesca. Es desde aquí en donde se originan todas sus aventuras. Además, ha escrito otros libros como "El lodo mágico" o "La casa de enfrente", que no deja de cosechar éxitos y reconocimientos en forma de libro más vendido, y que recientemente se presentaba editado en papel.

Precisamente desde Huesca surgió de la mente de Esteban Navarro el nombre de Generación Kindle, y ya todos los medios hablan de esa generación como el futuro del libro. Este escritor vocacional ha situado su trilogía policiaca entre las novelas más vendidas. La peculiaridad de estas novelas, escritas en formato digital, es la sencillez de sus personajes y la trama original y algo rebuscada, enlazando directamente con el lector, hasta conseguir que éste pase un buen rato, que es el fin último de la literatura: entretener.

Comentarios