Las monitoras siguen en huelga y sin servicios mínimos

Este miércoles las monitoras de comedor de la provincia de Huesca seguirán adelante con la huelga indefinida que iniciaron ayer, pero ahora sin servicios mínimos, ya que el TSJA tumbó ayer los fijados por la Consejería de Educación. La decisión del tribunal se ampara en la ausencia de negociación previa entre las partes.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

En la provincia de Huesca son unas 350 las afectadas por el bloqueo en las negociaciones del convenio. Sus quejas, en la primera jornada, se centraban en los servicios mínimos, que calificaban de abusivos.

En los centros de educación especial y con alumnos beneficiarios del transporte escolar se fijaba en el 100%, lo que ha generado numerosas protestas. En el colegio Pirineos-Pyrénées, sus 16 monitoras se encontraban en servicios mínimos, al ser un centro con alumnos transportados. Al mediodía salían a la puerta del centro con pancartas para protestar por su situación, lamentan que no les hayan dejado ejercer su derecho a huelga.

Una de ellas, María Jesús, explicaba que no se ha tenido en cuenta el número de alumnos con servicio de transporte y que se ha fijado un servicio abusivo sin establecer un porcentaje equivalente.

Los sindicatos hablan, incluso, de otros centros que han tenido servicios mínimos del 100% sin tener alumnos transportados, como ha sido el caso del Pedro J. Rubio, en Huesca. También afirman que algunas trabajadoras han incumplido esos servicios "abusivos e ilegales". El seguimiento, entre el 30% de afectadas que podía ir a la huelga, ha sido muy amplio, aseguran. De hecho, el resto, preguntaban sobre posibles acciones de protesta para manifestar su malestar.

En muchos centros, los equipos directivos han tenido que reorganizar el servicio ante la falta de personal, aunque desde UGT se asegura que, si profesores o personal no docente realizan el trabajo de las monitoras, se denunciará.

Por su parte, IU presentaba una querella criminal contra la Consejera de Educación, Dolores Serrat, por vulnerar el derecho a la huelga recogido en la Constitución, al establecer unos servicios mínimos del 70% para Educación Infantil y Primaria y del 100% para Educación Especial y para los beneficiarios del servicio de transporte escolar.

La huelga viene motivada por la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la patronal, que pedía congelar el sueldo de las monitoras hasta el 2016 y eliminar los días de libre disposición.

Comentarios