La Junta Rectora de Ordesa y Monte Perdido aprueba un presupuesto de 2 millones de euros

En la reunión que ha mantenido la Junta Rectora también se ha aprobado el presupuesto previsto para inversiones que es de 1´5 millones de euros, cuya prioridad es el mantenimiento del empleo del personal existente en labores de información y vigilancia del Parque Nacional.

Las inversiones contemplan partidas para la conservación de sendas, revisión de las infraestructuras de seguridad o el inventariado de recursos naturales. A esta cantidad se suma el dinero destinado a subvenciones para ayuntamientos, asociaciones sin ánimo de lucro, particulares, mejora de accesos, restauración de ermitas e inversiones empresariales en actividades agro-ganaderas.

La Junta Rectora del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha conocido el estado de ejecución de inversiones y subvenciones del año pasado. Asimismo, han tratado otros temas como los convenios con el Instituto Pirenaico de Ecología y el Instituto Geológico y Minero de España , y las obras de restauración de un camino del valle de Pineta que destruyó la riada del pasado otoño.

A la citada reunión han asistido representantes del Organismo Autónomo Parques Nacionales, la Dirección General de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón, los ayuntamientos de la zona y la comarca de Sobrarbe.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido fue creado el 18 de agosto de 1918, y posteriormente ampliado y reclasificado en 1982, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los iconos de la protección de la naturaleza en Aragón y en España.

Su superficie protegida es de 15.608 hectáreas, repartidas por los municipios oscenses de Torla, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin y Bielsa.

El macizo de Monte Perdido, que con sus 3.355 m de altitud preside todo el conjunto protegido, es la montaña calcárea más alta de Europa. Desde sus cumbres descienden cuatro valles angostos: el de Ordesa, el Cañón de Añisclo, la Garganta de Escuaín y el Valle de Pineta.

El único Parque Nacional que hay en Aragón cuenta con lugares míticos como la Brecha de Rolando, frondosos bosques de hayas, abetos y pinos negros, además de caudalosos ríos que se desploman en vistosos saltos de agua como la Cola de Caballo o las Gradas de Soaso.

 

Comentarios