Embalses de Almudébar y ¿Biscarrués?

David Félez Sola

Portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Almudébar

El Consejo de Ministros autorizó el día 21 de Diciembre la licitación del contrato para la redacción del proyecto constructivo del embalse de Almudébar, con un presupuesto de 600.000 euros, mediante un concurso que incluye también la realización del embalse. “Coincidiendo” con esas fechas el alcalde de Almudébar-PSOE (por supuesto, sin ánimo de hacer política, porque los que hacemos política con el agua somos otros) convocó un Pleno Extraordinario para debatir, una vez más, sobre el proyecto de embalse de Biscarrués y el Pacto del Agua.

Un Pleno Municipal en el que realmente ni el propio alcalde sabía lo que se iba a someter a votación, y eso que sólo había un punto en el orden del día. Al final conseguimos aclarar que era lo que se votaba, y una vez más fue el irracional Pacto del Agua. Desde ese día, nuestro alcalde ha aparecido en diversos medios de comunicación haciendo declaraciones (política no, eso otros) que insisten en relacionar Almudébar con Biscarrués, cuando el mismo anteproyecto de embalse de Almudébar no establece ninguna relación, cuando el Informe de Impacto Ambiental recientemente publicado, ni siquiera nombra Biscarrués, cuando es meridianamente obvio que para llenar un embalse de casi 169 hm3 no es necesario un embalse de 35 hm3….cuando esta misma licitación demuestra que no es necesaria la construcción del embalse de Biscarrués para la construcción del embalse de Almudébar.

Que nadie confunda, el embalse de Almudébar es una alternativa a Biscarrués con mayor capacidad y no una obra complementaria. Son dos obras independientes como lo demuestran estudios encargados por el propio sindicato de Riegos del Altoaragón, quien ha decidido apostar de forma razonable por Almudébar en vez de por Biscarrués.

De ahí a soltar “perlas” como que Almudébar es la primera piedra del trasvase del Ebro es demostrar una incultura hidráulica que debería preocuparnos a todos. Es de cajón, y todo el mundo lo sabe, que la propuesta de las balsas laterales si algo tiene es la imposibilidad de ser el comienzo de ningún trasvase entre cuencas, ya que cuando el agua se almacena dentro del propio sistema de riego, ya no puede salir de él. En cambio, apuestas como Biscarrués, recrecimiento de Yesa, etc…, si que son piezas clave para futuros trasvases, porque almacenan agua en el propio cauce del río, y de allí pueden ir a cualquier sitio, y, para trasvasar agua al levante, donde hay que almacenarla es en Aragón, y en sus ríos.

Nuestro alcalde hace lo que ha aprendido en el PSOE, quejarse de la política hidráulica del PP, como los del PP se quejaban de la política hidráulica del PSOE, que es igual de desfasada, irracional, y despilfarradora. Total para no hacer prácticamente nada, porque que no se engañe nadie, si en estos 20 años no se ha construido Biscarrués, no es por nuestra oposición o por la oposición de las gentes de La Galliguera, es porque ni el PP ni el PSOE cuando han gobernado han querido hacerlo, y así llevan 20 años engañando y mintiendo a los regantes de Aragón.

Resumiendo, nuestro alcalde, como no tiene nada que vender, ni nada que mostrar de su primer año de gestión, hace demagogia barata con el agua. Ya lo hizo cuando se acordaron unas alegaciones constructivas al propio embalse entre todos los grupos del ayuntamiento y luego las dinamitó y consiguió romper el consenso presentando un documento distinto al que se había aprobado.

Comentarios