Los cultivos cerealistas de Monegros totalmente condicionados por el agua

campo agricultura agro Huesca cereal

Es la conclusión principal del estudio económico presentado por ASAJA-Huesca, desde donde apuntan que en esta zona de la comarca de Los Monegros, tanto en secano como en regadío, los cultivos cerealistas están condicionados por el agua, vigilando siempre en el segundo caso las reservas de los embalses del sistema. Aunque en la actualidad el sector regante es más optimista en este sentido de cara a la próxima campaña, no hay que dejar al margen el balance agrario del año pasado marcado por la sequía y la falta de agua que condicionó la producción.

Señalan que el factor limitante en la zona es el agua, que condiciona las producciones de cebada en secano y las posibilidades de siembra en los regadíos. Aseguran desde la organización que en estos últimos, las dobles cosechas se presentan como la forma de afrontar las costosas modernizaciones de regadío, debiendo alternar en varias hojas de cultivo entre guisantes, maíz, trigo y alfalfa; vigilando en todo momento el agua almacenada en los embalses de la provincia. En definitiva, reclaman agua suficiente para poder sacar dobles cosechas en el regadío.

La organización profesional agraria ASAJA-Huesca participaba en las Jornadas Culturales de Robres ofreciendo información a los interesados sobre aspectos económicos de la actualidad y futuro en la actividad agrícola y ganadera.

Además de presentar estas conclusiones, la mesa redonda servía para informar a los asistentes de las últimas novedades en legislación fitosanitaria, con la entrada en vigor de real decreto 1311/2012 de uso sostenible de los productos fitosanitarios y las consecuencias que esto acarrea a la actividad diaria de agricultores y ganaderos.

Seguidamente se exponían las últimas novedades en las negociaciones de la reforma de la PAC 2014-2020, una vez que es seguro que su entrada en vigor se retrasará hasta 2015, desgranando los posibles recortes en el presupuesto comunitario, así como el proceso de decisión entre Parlamento y Consejo.

En este sentido, el secretario general de ASAJA-Huesca, Ángel Samper, informaba del grave perjuicio que a la ganadería extensiva le supone esta próxima reforma de la PAC, así como las medidas que desde la organización se han tomado, entre ellas el próximo viaje a Bruselas con el resto de las organizaciones profesionales agrícolas, cooperativas y el Consejero de Agricultura, para explicar a europarlamentarios y miembros de la Dirección General de Agricultura los cambios que se deben introducir en la reforma.

Asimismo, finalizaba el acto con la intervención del presidente de ASAJA-Huesca, Fernando Luna, quien apuntaba que “ASAJA-Huesca es la casa de todos los agricultores y ganaderos, sean de secano o de regadío, sea cual sea su cultivos extensivos o leñosos, de ganadería extensiva o intensiva, y ellos nos dan la fuerza necesaria para luchar en un escenario tan complicado como el actual”.

Comentarios