Atades da un paso más hacia la vida independiente de sus usuarios

Atades Huesca va a poner en marcha en el centro de Huesca tres pisos tutelados para 12 personas con discapacidad intelectual. Es un paso más hacia su objetivo de ofrecer a sus usuarios la posibilidad de llevar una vida independiente y más autónoma, viviendo en un hogar propio. Con el fin de amueblar esas viviendas, Atades y la Obra Social Ibercaja inician una campaña de captación de fondos bajo el lema “Sueño con duplicar sonrisas”.

Una vivienda tutelada es un hogar en el que las personas con discapacidad reciben los apoyos necesarios para poder llevar una vida más independiente. Ayudados por profesionales, aprenden a hacer la colada, a comprar y a cocinar.

La experiencia de Atades con este tipo de viviendas empezó en 2003 con los apartamentos tutelados del centro Manuel Artero y siguió con Las Casitas, en Monzón. Antes del verano esperan poner en marcha tres nuevos pisos en Huesca. Se trata de viviendas de alquiler que necesitan amueblarse para poder entrar a vivir, algo para lo que necesitan unos 20.000 euros.

Para ello, Atades pide la colaboración de los ciudadanos. Bajo el lema “Sueño con duplicar sonrisas”, se pone en marcha una campaña por la cual la Obra Social Ibercaja duplicará cada euro donado. Para recaudar fondos se han colocado unas huchas en los centros de Atades y en el Palacio de Villahermosa, además, este jueves, este mismo espacio acogerá un concierto de piano, lo recaudado con las “entradas simbólicas” se destinará también a este proyecto.

En la actualidad, Atades da apoyo a más de 420 personas, gracias al trabajo de 310 profesionales que tratan de mejorar la calidad de vida de estas personas.

Con este nuevo proyecto persiguen mejorar su autonomía y su integración social a través de algo tan sencillo como vivir en su propia casa.

Las donaciones se pueden hacer también en cualquier oficina de Ibercaja en el número de cuenta corriente 2085 2073 15 010020538.

Sueño con una vida autónoma

Javier, Inma, Víctor y Quique son cuatro de los jóvenes que pasarán a vivir a los nuevos pisos tutelados de Huesca. Algunos de ellos ya tienen experiencia viviendo “solos” ya que, en la actualidad, están en los apartamentos de Manuel Artero. Todos se muestran ilusionados y miran con ganas esta nueva etapa de sus vidas. El poder llegar a su casa después de trabajar, hablar con los compañeros y compartir las tareas se ha convertido en un sueño hecho realidad.

Comentarios