Desconvocada la huelga de Prefabricados Monzón

Los trabajadores de Prefabricados Monzón abandonaban este jueves la huelga indefinida que comenzaban el pasado 8 de enero. Esta decisión era tomada en asamblea después de comprobar que ya les habían ingresado la nómina de octubre.

La mayoría de los trabajadores decidía desconvocar la huelga y volver a la actividad. Según informaba el Presidente del Comité de empresa, Ahmed Idrissi, en la asamblea celebrada para tomar esta elección, 31 personas votaban a favor, 19 en contra y dos se abstenían.

Así las cosas, parte de la plantilla de Prefabricados Monzón vuelve a dar un voto de confianza a la empresa, esperando que cumplan con el compromiso de que a partir de ahora, efectúen el pago de una mensualidad cada tres semanas hasta que se liquide la deuda. Todavía tienen pendientes la nóminas de noviembre, diciembre, la extra de Navidad, y tres cuartas partes de la de verano.

Pablo Urmeneta, secretario general de FECOMA-CCOO Aragón valoraba positivamente el esfuerzo sindical realizado en la empresa de Monzón: “La lucha y el esfuerzo de los trabajadores por cobrar su merecido salario ha dado sus frutos. Tenemos la confianza de que el proyecto empresarial de Prainsa en Monzón pueda tener viabilidad en el futuro”.

FECOMA CCOO Aragón conseguía que la patronal aceptara mantener los puestos de trabajo a pesar de la difícil situación que está atravesando el sector y agradecía también la confianza y el compromiso de los trabajadores con su propuesta.

Prefabricados Monzón se dedica a la fabricación de estructuras como puentes o vigas. En esos momentos, la empresa sigue trabajando y teniendo pedidos, el problema es que está asfixiada por que tampoco cobra los trabajos realizados. La factoría montisonense pertenece a la multinacional Prainsa, con empresas dentro y fuera de España.

Comentarios