Una avería deja más de 24 horas sin ADSL a varias localidades ribagorzanas

Diferentes núcleos ribagorzanos se quedaban sin conexión a internet desde la madrugada del miércoles hasta este jueves a las 11 de la mañana. La avería, identificada por la compañía Telefónica-Movistar como “incidencia masiva” dejaba sin servicio a administraciones, empresas, y particulares. Tanto Comarca de la Ribagorza como Ayuntamiento de Graus recogían el malestar de los afectados valorando reclamar, de manera conjunta, los intereses de los abonados perjudicados por esta avería.

Desde la Oficina Comarcal de Información al Consumidor (OCIC) señalaban que, la interrupción de este servicio de banda ancha, había supuesto no poder desarrollar las funciones o servicios básicos diarios, en el caso de las administraciones, gestorías o entidades financieras, la merma en la tención a los clientes en comercios, talleres, restaurantes, centros educativos y centro de salud, o la imposibilidad de llevar a cabo otras actividades, conllevando, en muchos casos, perjuicios económicos, de mayor o menor consideración, en función de la duración de la avería.

Desde la OCIC recordaban que, la normativa vigente en materia de telecomunicaciones, establece los derechos del usuario de los servicios de comunicación electrónica, y reconoce, entre otros, el derecho de todos al acceso a la red telefónica fija y a una conexión que garantice el acceso funcional a Internet con una calidad determinada.

En algunos núcleos de la comarca de la Ribagorza resulta imposible disponer de banda ancha, y, en aquellos núcleos o localidades que cuentan con el ,no siempre se alcanzan las velocidades ofertadas y contratadas. A esto se suma interrupciones, por avería, superiores a 24h de duración, por lo que, concluyen que el servicio prestado no alcanzaría niveles de calidad aceptables.

Recuerdan desde la Oficina que queda reconocido, igualmente, el derecho a una continuidad en los servicios contratados, de modo que, cuando durante un periodo de facturación, un abonado sufre interrupciones temporales del servicio de acceso a Internet, el operador deberá compensar al cliente con la devolución del importe de la cuota de abono y otras cuotas fijas, prorrateadas por el tiempo que hubiera durado la interrupción. Esta compensación deberá ser automática, sin necesidad de que el usuario la reclame y materializarse en la factura siguiente.

Finalizan, señalando que, estas indemnizaciones no van a resarcir a los abonados, mucho menos en los casos de líneas de empresa, administración, autónomos o estudiantes por los perjuicios o pérdidas sufridas y que la solución pasa por destinar, desde la compañía, a las zonas rurales los medios necesarios para que averías, de este tipo, se subsanen con la premura necesaria.

Comentarios