IU pide a la DGA un programa de control de nidos de cigüeñas

A raíz de la polémica surgida en Alcolea de Cinca con el desalojo de 39 nidos de cigüeñas de la iglesia, Izquierda Unida urge al Gobierno de Aragón a poner en marcha un programa de control de nidos de cigüeña blanca en nuestra comunidad.

“Un programa que cuente, al menos, con el concurso de las entidades locales implicadas y las asociaciones conservacionistas y que permita, por un lado, aminorar el volumen y peso de los mismos con la necesaria frecuencia, garantizando la efectiva coexistencia de la especie en sus lugares de nidificación, y, por otro lado, en caso de ser necesario, la formación de colonias artificiales en lugares en donde no ocasionen daños a las infraestructuras humanas”, explicaba el portavoz de Medio Ambiente de IU en las Cortes, Miguel Aso.

El grupo parlamentario de IU Aragón plasmaba esta reivindicación en una Proposición No Ley para su debate y votación en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Cabe destacar que la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es la mayor de las aves que nidifican en nuestros municipios. En total, y tras la puesta en marcha de un programa de recuperación en la década de los años 90, la población en el último censo, que data de 2004, se situaba por encima de las 1200 parejas reproductoras en Aragón, población que actualmente podría rondar las 1800 parejas.

Sobre ello, Aso señala que, en los últimos años, se han producido dos cambios que dan como resultado un aumento considerable de su población: la pérdida del carácter migratorio de la cigüeña y el aumento del volumen de sus presas alimenticias con la puesta en marcha de nuevos regadíos. “No obstante, no debemos olvidar que es una especie beneficiosa para la agricultura por el tipo de presas que consume”.

En relación con los nidos, Aso advierte que la mayor parte de los nidos que ocupan infraestructuras humanas “producen o pueden producir daños en las que se asientan si no hay un mantenimiento adecuado”. Daños como consecuencia del paulatino aumento de volumen y peso que se origina al depositar las cigüeñas abundante tipo de materiales para construir sus nidos. Esto ha provocado que, para evitar daños mayores, se acometan acciones puntuales que suelen tender a la supresión de nidos, acciones que como sucedía en la localidad de Alcolea de Cinca esta semana, genera controversias y oposición entre la población además afecciones a la especie”. Para el diputado de IU, “esta solución, la de supresión de nidos, no es tampoco la más recomendable y, desde luego, suele no tener gran éxito habida cuenta de que la tendencia de las cigüeñas es volver a reconstruir sus nidos en los mismos lugares”.

Por ello, espera que la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de luz verde a esta iniciativa y se garantice desde el Gobierno aragonés la efectiva coexistencia de la especie en sus lugares de nidificación y se fomenten la formación de colonias artificiales en lugares en donde no ocasionen daños a las infraestructuras humanas

Comentarios