Desmantelado un punto de venta de heroína en el casco viejo de Huesca

Agentes de la Policía Nacional desmantelaban uno de los puntos de venta de heroína más activos de la ciudad de Huesca. Hay tres detenidos de un clan familiar que almacenaba en su casa más de un kilo de oro en joyas, medio de pago de los consumidores de estupefacientes que acudían a su domicilio para comprar sus dosis en el casco antiguo de la ciudad. La operación en su totalidad deja seis detenidos.

Los arrestados se abastecían dos veces a la semana de pequeñas cantidades de heroína, cocaína y marihuana, lo justo para proveer a sus clientes y evitar ser sorprendidos por la Policía con grandes cantidades. Los agentes en el registro del inmueble intervinieron diversas dosis de heroína, cocaína, armas blancas –entre ellas machetes y catanas-, pistolas simuladas y más de un kilo de oro en joyas, valorado en unos 80.000 euros.

En total, a lo largo de la investigación, se ha detenido a tres personas que abastecían de estupefacientes al grupo y a los tres familiares que vendían la droga al menudeo. La investigación comenzó en el mes noviembre al detectar la presencia de un clan familiar ubicado en el casco antiguo de Huesca que era considerado el principal proveedor de estupefacientes y que llevaba tiempo dedicándose al menudeo de estas sustancias. La familia, carente de recursos y de historial laboral, se dedicaba a la venta de droga en el domicilio y en sus inmediaciones.

Los proveedores de la droga, los primeros detenidos

La primera detención fue a finales de noviembre cuando se arrestó a un varón, natural de Gambia y de 42 años. Se trataba del principal distribuidor de droga del clan. Los agentes lograron interceptarle –en uno de sus viajes de abastecimiento- una cantidad de heroína suficiente para preparar unas 120 dosis y otra cantidad similar en el registro de su vivienda en Lérida. La segunda detención fue en diciembre, a otro de los proveedores, de origen Nigeriano, residente en Huesca, que era el proveedor de cocaína y que ingresó en prisión. Tras estos dos arrestos, el clan logró agenciarse otro distribuidor del estupefaciente que ha sido también detenido en la última fase del dispositivo.

En la fase final del operativo ha sido necesaria la colaboración de agentes del Grupo de Operaciones Especiales, los GOES, y de la Unidad de Intervención Policial de la Jefatura Superior de Policía de Aragón que de madrugada, y junto, a la Comisión Judicial y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Huesca desarrollaron un dispositivo culminó con las detenciones de los tres miembros del clan -dos hombres y una mujer- que han ingresado ya en la Prisión de Zuera por orden judicial.

Comentarios