Ramón Gil Novales: "Me he hecho viejo y Huesca se ha hecho moderna"

El escritor Ramón Gil Novales recibía este martes el reconocimiento como hijo predilecto de la ciudad de Huesca. Acoge el mismo con gran satisfacción en el marco de las fiestas de San Vicente, patrón de la capital oscense. Se le otorgó el pasado mes de julio, se aprobó por unanimidad en pleno y fue toda una sorpresa para él.

Considera que nunca ha salido de Huesca y que mientras se ha ido haciendo mayor, la ciudad se ha ido modernizando. Tiene a la capital oscense en su corazón, ya que a pesar de no vivir allí, está siempre presente.

Su figura va a tener gran presencia durante toda la semana, ya que además de la distinción de hijo predilecto y de la exposición inaugurada este lunes en el Matadero, y que se podrá ver hasta el 14 de febrero, habrá una conferencia este jueves en el Salón Azul del Casino. El IEA y las librerías oscenses también se han sumado a las diferentes actividades preparadas.

BIOGRAFÍA

Ramón Gil Novales ha publicado, entre otras novelas, Voz de muchas aguas (1970), Preguntan por ti (relatos, 1974), La baba del caracol (1985), El sabor del viento (1988) y Trilogía aragonesa (1990). Ésta última es un conjunto de narraciones históricas sobre el pasado de Aragón que comprende La conjura, sobre el primer inquisidor de Aragón; La noche del veneno, sobre Antonio Pérez, y La urna de cristal, acerca de la Guerra Civil y los años sesenta.

También ha escrito guiones de televisión. Ha traducido a Henry Miller, Marguerite Duras, Virginia Woolf, Hannah Arendt y Roger Caillois, y textos de poética teatral: Apuntes sobre Shakespeare, de Jan Koti (1970); El retorno de lo trágico, de Jean Marie Domenach (1971) y El espacio vacío, de Peter Brook (1973). Es Premio de las Letras Aragonesas 2008.

Comentarios