Microchips para caballos: sus dueños están obligados a tenerlos identificados

Desde hace un año y medio, los propietarios de los caballos están obligados a identificarlos. Así lo explicaba Rafael Blanc, propietario de Cincavet y Jefe de Sección Técnica de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios, quien en declaraciones a esta redacción, también repasaba las normativas vigentes con respecto a otro tipo de animales.

Audio sin título
Audio sin título

La normativa de los caballos es similar a la de los perros. Los dueños de los equinos deben colocarle un microchip, otorgarle un número denominado ULN, que corre a cargo de un sistema informático con el que trabajan los veterinarios habilitados, y hacerle un pasaporte que regirá durante toda la vida del caballo, como si fuera su carnet de identidad.

Antes de identificar a los equinos, la explotación en la que habitan tiene que estar dada de alta. Para ello, se debe solicitar en el ayuntamiento una autorización municipal para tener una explotación equina de menos de tres cabezas y posteriormente, acudir a la oficina comarcal, donde están los servicios veterinarios oficiales, y dar de alta esa explotación.

Otra normativa a tener en cuenta en el mundo animal es la obligatoriedad de que cualquier cerdo o jabalí que se haga en matanza domiciliaria debe ser revisado por un veterinario habilitado por el Departamento de Sanidad de la DGA. Un aspecto a tener muy en cuenta especialmente a principios de año, que es cuando se realizan las tradicionales matacías.

A través de estas revisiones se realizan los diagnósticos de triquinosis, una enfermedad muy antigua que se trasmite al hombre por comer carne de cerdo o jabalí parasitada por esta tenia. Para ello, se recogen las muestras de estos animales y con una técnica denomina digestión artificial, se digiere la carne, se liberan las larvas y se hace una visión al microscopio.

Pero sin duda, entre los trabajos más curiosos que se realizan desde Cincavet destaca el tratamiento de las abejas, que se lleva a cabo con un tratamiento general dentro de la colmena.

Completan los servicios de esta empresa veterinaria con sede en Monzón la atención a otro tipo de animales de abasto y a los habituales animales de compañía. El punto fuerte de Cincavet es que ofrecen sus servicios a domicilio, desplazándose a cualquier lugar en el que requieran sus trabajos.

Comentarios