La Administración debe a UGT Aragón más de un millón de euros

La deuda que en estos momentos tiene contraída la Administración Pública con UGT Aragón asciende a cerca de 1,5 millones de euros. Una situación delicada a la que se suma la caída de los ingresos en los últimos meses, debido a la supresión de los convenios con el ejecutivo autónomo, concernientes al desarrollo de programas de orientación laboral.   El retraso del pago, correspondiente a trabajos ya realizados, ha pasado a ser de casi un año, lo que ha hecho insostenible para el sindicato poder mantener los puestos estables que se crearon para desarrollar los programas conveniados, que dejarán de tener continuidad.  Dificultades económicas que obligaban al sindicato, esta semana, a presentar un Expediente de Extinción de Empleo que podría afectar a unos 45 trabajadores, aunque todavía se desconoce cual será su repercusión en la provincia de Huesca.   Prestar asesoramiento a parados, inmigrantes, normalizar campañas agrícolas o facilitar la inserción de colectivos con dificultades laborales eran los principales objetivos de los programas que, a partir de ahora, dejarán de llevarse a cabo.  En la actualidad, están empleadas en la provincia de Huesca unas 17 personas, de las cuales 10 se ubican en la capital oscense, aunque no todas se encuentran a jornada completa. EL ERE contiene un Plan de Acompañamiento para reducir las extinciones y atenuar sus consecuencias durante el periodo de consultas, que durará 30 días.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios