Madrid Fusión cierra con el regusto de la trufa altoaragonesa

Luis Laiglesia Pedro Subijana

La provincia de Huesca ha logrado marcar, en gran medida, la feria Madrid Fusión. Las 1.200 tapas elaboradas por el restaurante las Torres, el Callizo y el Lillas Pastia, y de manera especial, la subasta de trufa negra de Graus, han logrado acaparar el interés de los asistentes al cónclave culinario.

Audio sin título

La empresa TuHuesca ha intentado que hubiera una amplia representación de productos agroalimentarios, entre embutidos y trufa de Graus, mermeladas de Barbastro, aceite de Costeán y Bolea, vino del Somontano y de Ayerbe, frutos secos.

Además, Carmelo Bosque y Diego Ayuso del Lillas Pastia cocinaban de diez maneras distintas la trucha imperial que la Piscifactoría de El Grado viene criando desde hace algunos años. Truchas de hasta cinco kilos con diferentes cortes, que hacen de este pescado un manjar fuera de lo común.

Aunque, como relataba el gerente de la Piscifactoría, Laurent Vilaeys-Sakalian, lo mejor está por venir, cuando salga al mercado el caviar de esturión que están en pleno proceso de elaboración.

Caviar del Pirineo, Vinos del Somontano, trufa de Graus…El potencial de la provincia de Huesca para ofrecer productos de calidad y diferenciados es enorme, señalaba el gerente de TuHuesca. Ahora hay que crear el entramado que permita decir que existe una industria gastronómica en el Altaoragón, añadía.

El balance que hacen todos los que han pasado por la feria es positivo, pero les da cierto vértigo mirar al futuro. Aunque, como decía Pedro Subijana, en declaraciones a Radio Huesca al cerrar Madrid Fusión, lo único que sostiene con cierta dignidad la marca España es el deporte y la cocina, en un claro mensaje a la clase política y el poder económico.

ESCUCHA AQUÍ LA ENTREVISTA QUE HEMOS MANTENIDO CON PEDRO SUBIJANA

Comentarios