UPA, moderadamente satisfecha con la propuesta de la PAC de la Comisión de Agricultura de la UE

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo votaba entre en miércoles y el jueves las 7.500 enmiendas presentadas por los europarlamentarios a la propuesta de reforma de la Política Agraria Común elaborada por la Comisión Europea para el periodo 2014-2020. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que estuvo presente en la votación, valoró con satisfacción comedida, el resultado de las sesiones.

Desde UPA explicaban que el voto de la Comagri recoge en gran medida reivindicaciones de su organización. Ahora, consideran, lo importante es que la próxima cumbre de Jefes de Estado del 7 de febrero apruebe un presupuesto suficiente para la PAC y que el Pleno del Parlamento –en marzo- y el Consejo –a partir de primavera- respeten lo que han votado los europarlamentarios en comisión.

UPA ha pedido también al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que se ubique “en primera línea de defensa” del presupuesto de la PAC, durante la próxima cumbre extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del 7 y 8 de febrero. La organización ha advertido asimismo que mantiene su convocatoria de movilizaciones, coincidiendo dicha cumbre, para reclamar un presupuesto justo y suficiente para la PAC.

Igualmente, UPA recuerda que la nueva PAC va a dejar un gran margen de maniobra a los Estados Miembros en la definición final de algunas medidas, por lo que consideran totalmente necesario que se establezcan las condiciones para evitar la entrada de superficies no productivas al sistema, mediante obligaciones de producción, como la relación entre pastos y carga ganadera mínima.

En concreto la Comagri, aun sin apostar claramente por dirigir las ayudas a los agricultores profesionales en activo, tal y como defendía UPA, ha incorporado a la propuesta una lista negra para eliminar posibles injustos perceptores de ayudas. La propuesta deja a los Estados Miembros la responsabilidad de concretar esta figura dentro del marco europeo. En cuanto al techo de ayudas por explotación, se mantienen los 300.000 euros que se barajaban previamente, a pesar de que UPA considera este techo como demasiado alto.

UPA también se ha mostrado satisfecha por otra enmienda aprobada, de gran importancia para la ganadería española, ya que se reconoce que los Estados miembros podrán conceder ayudas asociadas a los ganaderos que no sean propietarios de la mayor parte de las superficies que utilizan para desarrollar su actividad, una situación muy habitual en nuestro país.

En cuanto a las producciones que mantienen pagos acoplados, UPA cree que se mejora la propuesta anterior, pues permite que se puedan adherir a ello los sectores incluidos dentro del denominado “Anexo 1”, como por ejemplo el tabaco, y además se incrementa el porcentaje de ayudas que pueden dedicarse a este concepto del 10% al 15%, lo que, en opinión de UPA, debería animar al Ministerio de Agricultura a apostar decididamente por este asunto.

Con respecto a las transferencias de fondos entre el primer y el segundo pilar –es decir, pagos directos o ayudas al desarrollo rural-, se aprobó que puedan producirse. En concreto, un 15% de las mismas del primero al segundo y de un 10% en sentido inverso.

Otra de las reivindicaciones de UPA que se ha incorporado a las propuestas de nueva PAC –refrendada por la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur- es el establecimiento de una línea de ayudas específica para las mujeres rurales, dentro del segundo pilar de la Ley.

Según la propuesta de la Comagri, un 2% de las ayudas se dirigirán a los jóvenes agricultores, uno de los colectivos que más dificultades encuentra a la hora de incorporarse a la actividad agraria, de manera que durante los primeros años reciban un 25% más de ayudas.

Comentarios