Continúa el repunte de la gripe, en niveles normales

resfriado gripe

El mes de febrero suele ser el de mayor incidencia de la gripe en España, y en la tercera semana de enero, la última de la que se tienen datos, los casos van en aumento superando el umbral epidemiológico. Aunque la intensidad se califica como “media”, la evolución es “creciente”. De todas formas, con una tasa de incidencia de 198’4 casos por cada 100.000 habitantes, estamos lejos de los 511 casos de la segunda semana de febrero del año pasado. Todavía se espera que la incidencia repunte, algo normal en esta época del año.

Los datos de la red centinela de vigilancia de la gripe también hablan de un aumento significativo en los menores de 15 años, por segunda semana consecutiva después de las vacaciones de Navidad. La incidencia es también creciente en el grupo de 15-64 años y estable en los mayores de 64. Destaca el bajo número detectado en el sector Barbastro, por debajo de los 35 casos por 100.000 habitantes.

La gripe común

La gripe es una enfermedad de origen vírico que se transmite con facilidad por vía respiratoria. Una vez contraída la infección sólo cabe el tratamiento de sus síntomas. Los niveles de protección que ofrece la vacuna son elevados y duraderos (de 6 a 12 meses), y resultan efectivos a partir de las dos semanas de su administración. Los posibles efectos secundarios suelen limitarse a reacciones locales o sistémicas, como fiebre, malestar y dolores de cabeza, que generalmente desaparecen en uno o dos días sin necesidad de tratamiento.

La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por un virus, por lo que los antibióticos no son efectivos y su uso puede crear resistencias al fármaco.

El Departamento de Salud y Consumo recuerda que, salvo en casos muy concretos, para la atención de los pacientes con síntomas gripales no es necesario recurrir a los servicios hospitalarios de urgencias, sino a los dispositivos de la red de Atención Primaria.

Comentarios