En su presentación, la nueva directora del Salud anuncia la vuelta a la concertación privada

Con el objetivo de reducir listas de espera y porque hay dinero presupuestado para ello, la nueva directora gerente del Salud anunciaba que la sanidad pública aragonesa va a retomar los conciertos con clínicas privadas “en unos días”, en el mes de febrero. En la que era su presentación oficial ante los medios de comunicación María Ángeles Alcutén resaltaba el “excelente” trabajo de los profesionales sanitarios y su labor imprescindible para la buena atención del paciente el correcto funcionamiento del servicio. Mostraba también su disposición al diálogo con trabajadores y sindicatos.

3 millones de euros para concertar con privadas

Este año hay presupuestados tres millones de euros para derivar pacientes a clínicas privadas. Es una cantidad algo superior a la del año anterior, que no llegó a cubrir todo el ejercicio con los 2’3 millones de euros reservados a ello. De todas formas, estas cantidades distan mucho de las destinadas en otra época. En el último año de gobierno socialista, apuntan fuentes del Departamento, se presupuestaron 11 millones de euros “que todavía estamos pagando”, añaden.

Aumento del 15% de la actividad quirúrgica en horario ordinario

Uno de sus objetivos será seguir trabajando en la eficiencia del sistema y en ese aspecto resaltaba que en 2012 ha habido 9.000 intervenciones quirúrgicas más que el año anterior, lo que supone un aumento del 15% en la actividad de cirugía realizada en el horario de mañana de los trabajadores. Estas cifras, añadía, “prácticamente” han permitido compensar la desaparición de las horas extraordinarias que se eliminaban a mediados del año pasado.

Voluntad de diálogo

Una de las reivindicaciones de los sindicatos es la negociación, además de pedir a la nueva gerente del Salud que unifique criterios. María Ángeles Alcutén mostraba esa voluntad e incidía en la importancia y buena labor de los profesionales.

De todas formas, Lorenzo Arracó, secretario general de CESM Aragón, ha sido tajante con la situación actual del Servicio Aragonés de Salud, asegurando que “no hay directrices claras ni un criterio unificado”, y que “cada gerente hace lo que quiere en su sector”. Por ello le pide que “ponga orden” en el servicio.

Comentarios