Mejoría en las estaciones de esquí tras un sábado con mucho viento y nieve

nieve nevada carretera Formigal Sallent

Las previsiones se han cumplido y este sábado la nieve y las fuertes rachas de viento han ocasionado que las estaciones de esquí de la provincia de Huesca hayan abierto, las que lo han hecho, de forma parcial. Con poca visibilidad, nevando y mucho viento, así han amanecido los centro invernales, y desde primera hora de la mañana Panticosa y Astún no han podido abrir y Cerler, Candanchú y Formigal lo han hecho, pero de forma parcial.

El viento ha sido el principal enemigo este sábado de las estaciones de esquí. Y a ello se han unido las precipitaciones en forma de nieve, que se han dejado ver en lugares como Jaca y Sabiñánigo. Sin embargo, se trata de un frente frío rápido, y parece que ya para mañana domingo la situación mejora. Aunque el viento va a continuar, las precipitaciones ya serán débiles y la cota de nieve sube

Aunque este sábado el parte de nieve ha sido inestable como el tiempo, para las próximas horas, los centros invernales esperan poner en funcionamiento la mayor parte de sus instalaciones, ya que ahora hay muchísima nieve, una situación ‘inmejorable’, indicaban algunos directores, que aunque se quejaban de que en las últimas semanas el mal tiempo se ha cebado sobre todo con los fines de semana, confían en que los meses de febrero y marzo, si hace sol, va a ser una buena temporada porque hay unas condiciones de nieve óptimas.

Debido a la nieve se recomienda precaución a la hora de circular por las carreteras de la provincia, y llevar, como siempre en invierno, las cadenas para los automóviles, porque en numerosos puntos de carreteras de montaña está siendo necesario su uso. Además la visibilidad en muchos puntos de la provincia ha sido muy mala, lo que también ha dificultado la movilidad en diferentes vías.

Comentarios