El viento vuelve a complicar el domingo en las estaciones de esquí

Cerler nieve invierno nevada

Las fuertes rachas de viento han vuelto a ser este domingo el enemigo común de las estaciones de esquí oscenses. Algunos centros invernales no han podido abrir debido al aire, como Panticosa y Cerler, mientras que Formigal ha abierto pocos kilómetros, y en Candanchú que ha abierto con la zona de seguridad se ha aumentado la superficie esquiable a medida que ha avanzado el día. Astún no han podido abrir por una avería en el suministro eléctrico. Las temperaturas han bajado notablemente, llegando a marcar los termómetros los 14 bajo cero, por ejemplo, en La Tuca de Candanchú.

Aunque las estaciones de esquí tienen una cantidad y calidad de nieve, ‘es una pena que coincida el mal tiempo en los fines de semana’, indican desde los centros invernales, y es que de nuevo este sábado y domingo, no se han podido poner a disposición de los esquiadores todos los kilómetros esquiables deseables.

Las precipitaciones han disminuido este domingo, jornada en la que las temperaturas han descendido notablemente, sin embargo las fuertes rachas de viento han continuado, complicando mucho la puesta en funcionamiento de las estaciones de esquí.

Desde Cerler, su director, Gabi Mur, explicaba que ‘además del viento, los accesos a la estación estaban muy mal’, por lo que finalmente se decidía no abrir el centro invernal, al igual que el sábado. También por el viento Panticosa volvía a cerrar, sin poder abrir en todo el fin de semana. Y Formigal que ha abierto, lo ha hecho de forma testimonial, con un parte variable y muy pocos kilómetros de zona esquiable, y también con mucho viento.

En el Valle del Aragón, en Astún se ha producido una avería en el suministro eléctrico que ha impedido la apertura de la estación. Y Candanchú si que ha funcionado, abriendo a medida que ha avanzado el día más kilómetros esquiables.

Para las próximas horas se espera una ligera mejoría. Lo que esperan con muchas ganas desde las estaciones de esquí, que califican las condiciones de la nieve de ‘óptimas’.

Comentarios