Recogida de firmas en defensa del tren en Monzón y Binéfar

Chunta Aragonesista saca a la calle su campaña de recogida de firmas para frenar los recortes en los servicios ferroviarios. Este viernes, lo hará en el mercado del día 8 que cada mes se ubica en el Polígono Paúles de Monzón, a partir de las 11.00h. El próximo martes, 12 de febrero, la cita llegará a la feria de la Algodonera de Binéfar, de 10.00h a 14.00h.

Según explicaba el Vicesecretario Territorial de CHA, Álbaro Abadías, con esta campaña pretenden que toda la ciudadanía pueda expresar “el rechazo frontal al desmantelamiento del ferrocarril convencional, manteniendo así la presión sobre el Ministerio de Fomento para conseguir que rectifique en su pretensión de imponer un durísimo recorte contra el ya escaso sistema ferroviario aragonés, con la complicidad del Gobierno de Aragón PP-PAR”.

Asimismo, Abadías manifestaba que “el ferrocarril es un servicio básico para nuestro medio rural como para la necesaria y correcta vertebración de Aragón, ya que nuestras características territoriales y de población lo convierten en un medio de transporte imprescindible”.

Plan de racionalización de los servicios ferroviarios

Desde CHA recuerdan que el Ministerio de Fomento presentó el informe de rentabilidad de infraestructuras en el último Consejo de Ministros de 2012. Ahí se acordó un plan de racionalización de los servicios de transporte ferroviario de viajeros de media distancia.

En el plan se incluye como Anexo I una relación de este tipo de servicios competencia de la Administración General del Estado, prestados sobre la red convencional, que quedan sujetos a Obligación de Servicio Público. En él se comtemplan aquellas relaciones ferroviarias con aprovechamientos superiores al 15%, y de forma opcional en aquellos casos que oscilen entre el 10 y el 15% en función de criterios de cohesión y vertebración territorial.

Con independencia del mantenimiento de una mayoría de corredores, quedan fuera varios servicios aragoneses, entre los que se encuentra el Zaragoza-Jaca o Monzón-Lérida, que quedarían sin subvención del Ministerio. Según indican desde CHA, este hecho supondría que Fomento dejaría de subvencionar más de un 35 % de los trenes regionales de Aragón, sin contar con que se desconocen las frecuencias de las líneas garantizadas, que también perderían servicios previsiblemente.

El Ministerio de Fomento ha establecido un plazo de seis meses para la aplicación de ese acuerdo y las Obligaciones de Servicio Público se revisarán cada dos años, al tiempo que anuncia que deberá formalizar antes del 30 de septiembre de 2013 con RENFE-Operadora el contrato de servicio público en el que se reflejen las condiciones en que se habrán de ejercer dichas obligaciones de servicio, así como los mecanismos para su compensación.

Comentarios