Serrat pide que la LOMCE tenga en cuenta la dispersión territorial de Aragón

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat solicitaba este jueves durante la Conferencia sectorial de Educación que la memoria económica de la futura Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) tenga en cuenta las particularidades educativas de cada comunidad. En concreto, en Aragón, reclamó que se valore especialmente la dispersión territorial, porque tener un gran número de centros pequeños incrementa la necesidad de financiación para aplicar la norma.

Ministerio y comunidades acordaban crear un grupo de trabajo para abordar las particularidades de cada región.

En cuanto a la memoria económica de la ley, tema central de la reunión de este jueves, la consejera explicaba que esta establece unos criterios generales “muy bien definidos” que sirven de base a los que ahora “hay que incorporar las especificidades de cada región”. Y señalaba la importancia de “matizar e individualizar los costes de implantación y consolidación de la ley porque existen grandes diferencias entre las comunidades”.

Para Aragón, uno de los mayores gastos será la implantación de la Formación Profesional Básica, que supondrá desdoblar en dos cursos los actuales Programas de Cualificación Profesional Inicial, que son de un año de duración. Además la dispersión territorial y el amplio número de escuelas rurales requiere un mayor esfuerzo a la hora de implantar los itinerarios de la ESO y dificultan la compactación del bachillerato y la reducción de la oferta de optativas.

Para la consejera de Educación, la LOMCE es “oportuna y necesaria” y aboga por “seguir avanzando en su tramitación mientras se trabaja en los costes específicos que supone para cada comunidad autónoma y que permitirán ir perfilando la memoria económica”.

Comentarios