El PAR pide "atención y voluntad de descentralización" para mejorar las expectativas del campus

El portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca, Fernando Lafuente, reclama “atención, no sólo institucional también por parte de los oscenses, junto a la planificación y verdadera voluntad de descentralización desde la Universidad de Zaragoza, para mejorar las expectativas del desarrollo universitario de Huesca”.

Según Lafuente, éstas “están hoy muy cuestionadas", y más teniendo en cuenta los "concluyentes" datos sobre el número de alumnos de este curso y el pasado en el Campus: con una caída del 8%. Desde esta formación reconocen que " se trata de un año de transición para todas las facultades pero los números no dejan lugar a dudas: la descentralización es una palabra y poco más, como estaba previsto ante los sucesivos mapas de titulaciones" y recuerda el portavoz de esta formación que en una década se ha pasado de superar los 4.000 universitarios en Huesca a menos de 3.000.

Fernando Lafuente incide en que "nuestro campus es un factor más de actividad económica para Huesca" y hace referencia a un estudio oficial que decía que sólo el consumo de sus alumnos en alimentación, vivienda, ocio, cultura o transporte, suponía 17,5 millones de euros cada año para la ciudad.

Además, Lafuente recuerda que hace un año que el Patronato del Estudio General de Huesca "acordó el compromiso a bombo y platillo, de elaborar un plan estratégico del campus oscense y nadie dice nada”.

Para el portavoz del PAR, "debemos despejar la atonía de Huesca sobre un ámbito que forma parte de nuestra identidad histórica y de nuestro potencial de recuperación y de futuro" y asegura que en los últimos años, por el contrario, hemos perdido un curso de Medicina y el grado de Humanidades o la posibilidad de contar con estudios en Turismo o en tantas otras carreras que hemos reivindicado. Además, siguen pendientes inversiones clave como el nuevo edificio de Ciencias de la Salud, con solar cedido por la ciudad, o el Seminario donado sin coste, después de que, por ejemplo en 2009, la Universidad destinara 21,5 millones a infraestructuras pero sólo 800.000 euros a Huesca.

A su juicio, "continuamos perdiendo estudiantes casi sin rechistar y habiendo olvidado el empuje que dio lugar hace cuarenta años al Colegio Universitario y hace veinte, a la gran manifestación de 1994”.

Comentarios